Wednesday, November 30, 2022
InicioNewsCampo Liberty - Declaración del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los...

Campo Liberty – Declaración del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados

Declaración del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, 6 de mayo de 2014

Continua inseguridad afectando a los residentes del Campo Hurriya (Campo Liberty)

Desde el 2011, ACNUR junto a la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Irak han estado comprometidos en un esfuerzo por encontrar oportunidades de relocalización fuera de Irak para alrededor de 3200 ex residentes del Campo Nuevo Irak (anteriormente Campo Ashraf) quienes ahora viven en el Campo Hurriya, cerca al Aeropuerto Internacional de Bagdad.

La continua inseguridad en Irak está afectando a los residentes del Campo Hurriya y al staff de Naciones Unidas que trabaja con ellos en el área del Aeropuerto Internacional de Bagdad. Mientras no ha habido mayores ataques contra el campo desde el ataque de cohetes del 26 de diciembre del 2013 donde murieron cuatro residentes, ataques de cohetes durante la noche en el área de Abu-Ghraib (a 12 kilómetros del aeropuerto) señalan el riesgo continuo a la seguridad del campo y el staff de Naciones Unidas.

Es importante remarcar que los residentes del campo sufrieron tres ataques de cohetes en el 2013, cada uno de los cuales resultó en muertos y heridos. Adicionalmente, en un ataque contra el Campo Nuevo Iraq en Septiembre del 2013 murieron 52 personas y siete más se encuentran desaparecidas.

ACNUR hace un llamado al Gobierno de Irak a tomar todas las medidas posibles para asegurar la protección de los residentes y llama a los gobiernos de terceros países a aceptar a los residentes y ofrecerles soluciones a largo plazo. ACNUR también permanece gravemente preocupado por la suerte de los siete ex residentes del Campo Nuevo Irak.

ACNUR señala también que los residentes del campo tienen derecho a ser protegidos contra la expulsión o el retorno forzoso a algún lugar donde su vida o libertad se encuentre en riesgo. El Memorando de Entendimiento entre el Gobierno de Irak y las Naciones Unidas reconoce explícitamente que los residentes se benefician del principio de no-retorno.