ÚLTIMAS NOTICIAS

Nuevos ahorcamientos brutales: el régimen de Irán se pega un tiro en el pie

En la madrugada del pasado 7 de enero, el régimen asesino de Irán ahorcó a dos jóvenes manifestantes: Mohammad Mehdi Karami y Mohammad Hosseini. Pero lo que el régimen concibió como una herramienta táctica para reprimir a la sociedad fracasó, pues las protestas persistieron dentro y fuera de Irán.

Los iraníes salieron a las calles de Teherán y otras ciudades una vez más cantando consignas contra el régimen. Jóvenes desafiantes llenaron las paredes del país con grafitis, prometiendo continuar la lucha de Karami, Hosseini y 750 mártires del levantamiento nacional.

Los iraníes amantes de la libertad en docenas de ciudades de Europa, Canadá y los Estados Unidos realizaron mítines para rendir homenaje a Mehdi y Mohammad. Corearon lemas como “por nuestros queridos compañeros de sangre, continuaremos hasta el final”.

El asesinato estatal de Karami y Hosseini fue ampliamente condenado por los gobiernos y legisladores occidentales, y estos últimos en algunos países pidieron cortar los lazos con la teocracia gobernante y pedirle cuentas.

Los dos mártires fueron arrestados hace un mes y severamente torturados, con el objetivo de extraerles confesiones falsas. Fueron acusados de matar a un miembro de la fuerza de seguridad, Ruhollah Ajamian, en una farsa de juicio sin tener acceso a un abogado. Fueron acusados de “Moharebeh” o hacer la guerra a Dios, una sentencia que en su mayoría se castiga con la muerte y no se puede apelar.

Karami y Hosseini retratan a la perfección a una nación oprimida. Ambos eran de familias pobres y protestaron contra un régimen que los privó de su parte de los recursos del país, pero fueron arrestados y ejecutados por reclamar sus derechos.

Este crimen ocurrió unas semanas después de la ejecución de Mohsen Shekari y Majid Reza Rahnavard. El líder supremo del régimen, Ali Jamenei, ordenó estas ejecuciones en un intento de intimidar a la sociedad. Pero fracasó pues las protestas continúan. Sin embargo estos ahorcamientos causaron mucho revuelo al interior del régimen.

Muchos funcionarios del régimen y medios estatales han estado advirtiendo sobre las posibles consecuencias internacionales y nacionales de estas ejecuciones. “No podemos ejecutar libre y abiertamente como antes”, advirtió el diario estatal Farhikhtegan el 10 de diciembre de 2022, tras la ejecución de Mohsen Shekari.

“No todos los acusados de Moharebeh deberían ser ejecutados”, dijo el 11 de diciembre Morteza Moghtadai, un clérigo de alto rango y exjefe de la corte suprema, según el sitio web estatal Khabaronline.

“Si te preocupas por mantener el poder, ten en cuenta que no puedes fortalecer tu gobierno ahorcando. Si te importa salvaguardar el sistema, pregúntate: ¿por qué la gente protesta contra nosotros? ¿Qué hemos hecho para que los jóvenes sigan saliendo a la calle después de tres meses?” escribió Fazel Meibodi, otro maestro de seminario, el 11 de diciembre, según el Sarpoosh estatal.

Menos de 24 horas después del ahorcamiento de Karami y Hosseini, Mohsen Borhani, un abogado y experto afiliado al estado, argumentó que no deberían haber sido ejecutados. “Mohammad Mehdi Karami y Seyed Mohammad Hosseini no cometieron un asesinato premeditado. Ajamian fue golpeado por más de 20 personas. ¿De quién fue el golpe que causó su muerte? Nadie sabe. Entonces, estamos frente a un homicidio sin asesino específico, y los acusados deberían haber pagado solo una compensación económica”, escribió en Twitter el 7 de enero.

En otras palabras, incluso bajo el código penal medieval del régimen, Mohammad Mehdi Karami y Mohammad Hosseini no deberían haber sido ejecutados. Jamenei lo sabía, pero ordenó su ejecución.

Las protestas se han transformado en una revolución, y Jamenei ve la caída de su régimen en el horizonte, por lo que trata de intimidar a la gente y levantar la moral de sus fuerzas desmoralizadas, que son testigos de la valentía de la gente a pesar de la represión en curso.

Además, las violaciones de los derechos humanos son parte inseparable del régimen genocida, ya que no puede continuar su vida sin ejecuciones. Los abusos a los derechos humanos, el terrorismo y las armas nucleares no son planes contingentes, sino que forman parte del ADN del régimen.

La vulnerabilidad central del régimen, que estimula sus orientaciones estratégicas, se deriva de su ilegitimidad histórica, política, religiosa y social en casa. Privado de una base popular a nivel nacional, el régimen navega en aguas inestables. Por lo tanto, recurre a más violaciones de derechos humanos.

Sin embargo, Jamenei hasta ahora no ha logrado reprimir a la sociedad y controlar la situación, por lo que optó por utilizar las ejecuciones como arma, pero lo que hizo en realidad fue darse un tiro en el pie.

La comunidad mundial debería comprender que estos asesinatos de Estado reflejan la absoluta debilidad del régimen. La comunidad internacional debe ir más allá de las condenas verbales de las violaciones de derechos humanos en Irán. Estas condenas permiten que los criminales que gobiernan Irán continúen con su ola de asesinatos con impunidad. Las democracias occidentales deberían cortar todos los lazos con el régimen y reconocer el derecho del pueblo iraní a la autodefensa.

Se celebra el Día Mundial del Niño mientras niños son asesinados en las protestas en Irán

El 20 de noviembre se celebra el Día Mundial del Niño , una ocasión para promover el bienestar de los niños. Mientras tanto, bajo el régimen de los mulás en Irán, las fuerzas de seguridad han matado a niños durante las grandes protestas que han azotado al país en los últimos dos meses. Kian Pirfalak, un niño de diez años de Izeh, suroeste de Irán, fue asesinado por las fuerzas de seguridad el 17 de noviembre. Estaba con su familia y regresaba a casa cuando las fuerzas opresoras abrieron fuego contra su vehículo.  
Los videos de Kian, que aspiraba a convertirse en ingeniero robótico, pronto se volvieron virales en las redes sociales. Este video donde se le ve hacer un bote para una competencia mientras saluda a la cámara desgarra el corazón de cada ser humano.   Kian no fue el primero ni desafortunadamente será el último niño asesinado por el régimen genocida de Irán. Desde que comenzó el levantamiento nacional en Irán, al menos 57 niños han sido asesinados. ¿Cuál fue su crimen? Buscar un cambio o anhelar la misma condición que otros niños en el mundo libre. Nika Shahkarami, Sarina Ismailzadeh, Siavosh Mahmoudi y muchos más niños menores de edad han perdido la vida. Sus videos en las redes sociales muestran que estos niños inocentes estaban llenos de vida y esperanza por un futuro mejor. Tuvieron muchos sueños y deseos no realizados, que terminaron con balas y golpes. La Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI/MEK) ha publicado los nombres de casi 500 mártires de lo que muchos espectadores consideran la “revolución” democrática de Irán. Jóvenes, mujeres y niños constituyen la mayoría de las víctimas. El 13 de octubre, Amnistía Internacional emitió un comunicado en el que condenaba los asesinatos de niños y subrayaba que su informe “arrojaba más luz sobre la determinación de las autoridades de aplastar con violencia las protestas generalizadas y en curso”. “Si la comunidad internacional fuera una persona, ¿cómo miraría a estos niños y sus padres a los ojos? Bajaría la cabeza avergonzado por su inacción frente a la impunidad generalizada de la que disfrutan las autoridades iraníes por sus crímenes sistemáticos y graves violaciones de los derechos humanos”, ha dicho Heba Morayef, directora regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África. De hecho, lo que permite que el régimen clerical continúe con su ola de asesinatos es la “impunidad generalizada” creada debido a la ignorancia de la comunidad mundial sobre lo que ha estado sucediendo en Irán.
En junio de 1981, el entonces líder supremo del régimen, Ruhollah Jomeini, ordenó a las fuerzas de seguridad que reprimieran una gran protesta organizada por el MEK en Teherán. Las fuerzas de seguridad dispararon contra los manifestantes y arrestaron a muchos más. Al día siguiente, el periódico estatal iraní Etalat publicó fotos de adolescentes arrestados ahorcados y les pidió a sus padres que los identificaran. Mohsen Mohammad Bagher, un niño actor paralizado, fue arrestado a principios de la década de 1980 y luego fue ejecutado junto con 30.000 presos políticos en el verano de 1988. La mayoría de las víctimas eran miembros y simpatizantes del MEK. La crisis de impunidad en Irán permitió que Ebrahim Raisi, uno de los principales culpables de la masacre de 1988, fuera seleccionado como presidente del régimen genocida. Raisi y el líder supremo del régimen, Ali Jamenei, ahora están usando la misma impunidad para matar a niños iraníes. Generación tras generación, los niños iraníes no han probado nada más que miseria y privaciones. La teocracia gobernante de Irán envió a millones de escolares al frente durante la guerra Irán-Irak, usándolos como carne de cañón. Irán tiene uno de los números más altos de niños trabajadores. En las redes sociales circulan videos diarios que muestran a niños buscando comida en botes de basura. Los niños iraníes no han recibido de su rico país bajo el régimen de los mulás más que pobreza. Sin embargo, la juventud iraní ha demostrado su determinación inquebrantable de recuperar Irán, particularmente durante los últimos dos meses. A pesar de la brutalidad del régimen al matar a niños y jóvenes, los iraníes continúan su levantamiento. Las madres de los mártires, como la madre de Kian, juran vengar a sus hijos y cada funeral se convierte en otra protesta. Esta valentía merece el apoyo internacional, y los gobiernos occidentales deberían ir más allá de las condenas. La verdadera solidaridad con el pueblo iraní reconoce el derecho a la autodefensa y responsabiliza al régimen por sus crímenes contra la humanidad. Estos pasos ponen fin a cuatro décadas de impunidad para la teocracia gobernante y ayudan a los iraníes en su lucha por asegurar un futuro brillante para las generaciones futuras.

Irán se levanta en una sola voz en el tercer aniversario del levantamiento de noviembre de 2019 y el comienzo del tercer mes del levantamiento nacional

Protestas y enfrentamientos en al menos 50 universidades, 30 lugares en Teherán y la mayoría de las provincias, y la mayor huelga comercial desde el inicio del levantamiento.

Desde esta mañana, martes 15 de noviembre, en el día 61 del levantamiento nacional y en conmemoración del tercer aniversario del sangriento levantamiento de noviembre de 2019, Teherán y otras ciudades de Irán se han levantado con lemas de “Muerte a Jamenei”, y “Muerte al dictador”. Los estudiantes de las universidades realizaron plantones y protestas, los comerciantes de los mercados se declararon en huelga y los jóvenes de varios barrios retomaron sus protestas y se enfrentaron a las fuerzas represivas. Según los informes recibidos hasta las 15:00 hora de Teherán, al menos cincuenta universidades, incluidas las universidades más grandes y antiguas del país, protestaron y organizaron sentadas. En Teherán se vivieron protestas de estudiantes de la Universidad Sharif, la Facultad de Ingeniería Eléctrica e Informática y la Facultad de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional, rama central de la Universidad Azad de Teherán, Universidad Azad de Teherán, Facultad de Ciencias de la Investigación, Universidad Khajeh Naseer, Facultad de Ingeniería Eléctrica, Facultad de Derecho de la Universidad de Teherán, Universidad de Soureh, Universidad de Omran (Construcción), Universidad de Teherán Occidental Azad, Universidad de Ciencia y Cultura, Facultad Técnica de la Revolución Islámica de Yaftabad, Universidad de Teherán-Pardis College, Universidad de Tarbiat Modares, Pars Universidad de Arquitectura y Arte, Sucursal Abbaspur de la Universidad Nacional. Asimismo, en otras ciudades, como la Universidad Azad en Karaj, Razi en Kermanshah, Khorasgan en Isfahán, Ferdowsi en Mashhad, Jabarian en Hamedan, Azad en Najaf Abad, Matemáticas y ciencias primarias en Gilan, Homayunshahr, Urmia, Yazd, Azadin Tabriz, Jundishapour , Amol, Azad en Abadan, Azad en Rasht, Noshirwani en Babol, Azad en Birjand y la facultad técnica y ocupacional de la Universidad de Tabriz, en la Facultad de Educación Física de la Universidad de Tabriz, la Facultad de Humanidades de Isfahán, Azad en Shiraz, la Facultad Técnica de la Universidad de Shiraz, la Facultad Técnica de Bahoner de Shiraz y el Colegio Técnico femenino de Isfahán organizaron sus protestas y sentadas. Los estudiantes organizaron sus protestas cantando, “1500 personas perecieron en Aban (noviembre de 2019)”, “Todos estos años de crimen, abajo el régimen clerical”, “Este es el último mensaje, el régimen mismo es el objetivo”, “Juramos por la sangre de los caídos que continuaremos este camino hasta el final” y “No hemos sacrificado a nuestros seres queridos para apaciguar al asesino [Jamenei]”. Los estudiantes del Campus Central de la Universidad de Teherán fueron confrontados por las fuerzas paramilitares Basij. Los estudiantes de la universidad Amir Kabir de Teherán se enfrentaron con las fuerzas represivas, incluidos agentes vestidos de civil. La huelga más grande desde el comienzo del levantamiento comenzó hoy en el Bazar tradicional de Teherán y en otras ciudades del país. En el Gran Bazar de Teherán, el famoso bazar de joyas, el bazar de equipaje y maletas, el bazar de los corredores de apuestas, el bazar del centro y en otros distritos de Teherán como Abbas Abad, Tajrish, Manochehri, Cheraq Barqh, Tehran-Pars, Pole-Chooby, Parsian, Koucheh Berlan , Sattar Khn, Suhrvardi, Ala-eddin Passage, Sepehsalar se declararon en huelga. Los comerciantes en el Gran Bazar de Teherán corearon: “Muerte al dictador” y “Este año es el año del sacrificio; Seyed Ali (Jamenei) será derrocado”. Incendiaron una motocicleta de agentes del régimen. Los comerciantes se declararon en huelga en la mayoría de las ciudades, incluidas Shiraz, Shahryar, Diesel-abad de Kermanshah, Sanandaj, Oshnavieh, Javanrood, Saqez, Bukan, Baneh, Marivan, Divandarreh, Kamiyaran, Zahedan, Garmsar, Azad Shahr en Yazd, Sabzevar, Kazeroon, Shahrekord, Marv Dasht, Malek Shahr, Isfahán, Rasht, Kish, mercado del centro de la ciudad de Bandar Abbas, Abresan en Tabriz y Abadan. Se han reportado protestas públicas en treinta lugares de Teherán hasta las 15:00 hora local. La gente de Teherán protestó en diferentes lugares como Teherán Metro, Teherán Grand Bazaar, Pasaje Noor , Koucheh Berlan, Cruce Coca-Cola, Calle Amir Kabir, Cherag Bargh, Plaza Sanat; región 2, distrito 11 de Labafinejad, municipio de Gharb, sur de Kargar, Valiasr, Baharestan, Nazi Abad, calle Jumuri, comisaría de policía de Nemat Abad, distrito 19, etc. Cantaron “Muerte al dictador” y bloquearon carreteras en muchos lugares quemando cubos de basura y desmantelando señales de tránsito. Mujeres valientes de Teherán protestaron en la calle Kargar. En la carretera Fath de Teherán, jóvenes rebeldes incendiaron una motocicleta de los agentes represores. El número de manifestantes creció gradualmente en número. En Sanandaj, jóvenes rebeldes protestaron prendiendo fuegos en diferentes calles. En Marv-Dasht, la gente se enfrentó a los agentes represores del régimen y los obligó a huir. Los agentes del régimen estacionados en una mezquita comenzaron a disparar contra la gente. En Shiraz, los jóvenes bloquearon la calle derribando las señales de tráfico. Jóvenes valientes de Yazd atacaron la oficina del representante de Jamenei en la provincia esta mañana con cócteles Molotov. En Kermanshah, los jóvenes del municipio de Imam protestaron y prendieron fuego a los contenedores de basura. Los agentes de represión atacaron brutalmente a la gente en Shiraz y rompieron los cristales de los coches y tiendas de los que estaban en huelga. La gente se reunió y protestó en Rasht, Koohdasht en Lorestan, Karaj, Gohardasht, Kerman, Kermanshah y Homayunshahr. En Isfahán, la gente se enfrentó con las fuerzas de seguridad del régimen. Los habitantes de Chalus (norte de Irán) protestaron y los jóvenes incendiaron una comisaría. En Kermanshah y Gorgan, se incendió una base Basij. En varias escuelas de Teherán, los estudiantes corearon “Muerte al dictador” y “Libertad, libertad, libertad”. Las alumnas protestaron en la calle Labafinejad coreando: “Sois vulgares; Soy una mujer noble”, y en Naziabad (sur de Teherán), los estudiantes organizaron sus protestas coreando: “Mataré a quien haya matado a mi hermana”. Secretariado del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI) 15 de noviembre de 2022    

Mientras crece el levantamiento en Irán, los funcionarios del régimen muestran un creciente temor al MEK

0
El levantamiento nacional de Irán se acerca rápidamente a su tercer mes. El fracaso del régimen para sofocar lo que los manifestantes llaman una ‘revolución’ a pesar de la creciente brutalidad por parte de las fuerzas de seguridad atestigua el hecho de que el levantamiento está realmente organizado y tiene un propósito, reflejado en uno de los cánticos más frecuentes: “Este es el mensaje final; el objetivo es el régimen en su conjunto”. La uniformidad de las consignas, las tácticas creativas de los manifestantes y su impresionante desafío, así como la permanencia del levantamiento, pueden atribuirse en gran medida al trabajo metódico y de bajo perfil de las Unidades de Resistencia afiliadas a la principal oposición organizada, la Muyahidines-e Khala (MEK) . Esto explica la retórica desesperada y cada vez más aterradora del régimen sobre el MEK y su creciente influencia, especialmente entre los jóvenes y las mujeres.   El domingo, la sesión pública oficial del Majlis (parlamento) reflejó perfectamente el temor de Teherán al MEK y al levantamiento nacional. Unos 200 parlamentarios organizaron una protesta ridícula pidiendo la “ejecución de los alborotadores” y repitieron sus consignas de cuatro décadas contra el MEK. Este circo ocurrió dos días después de que las fuerzas de seguridad abrieran fuego contra fieles inocentes en Khash, en la provincia de Sistán y Baluchistán, por segunda vez en los últimos dos meses. Desde el comienzo de las protestas, Teherán y sus defensores han tratado de pintar a las minorías étnicas como separatistas. Pero ya sea en las provincias de Sistán y Baluchistán o Kurdistán, los lugareños corean lemas como “De Zahedán a Teherán, mi vida por Irán” o “De Kurdistán a Teherán, mi vida por Irán”. Al ver su fracaso, los parlamentarios del régimen cambiaron el domingo este eslogan y corearon: “No a Albania, no a Alemania, mi vida por Irán”. Por Albania, por supuesto, se referían a la casa del MEK, Ashraf 3, cerca de la capital albanesa, Tirana. Este término, “Mi vida por Irán”, ha presentado muchos eslóganes en protestas generalizadas en la última década y refleja el desafío de la sociedad iraní al régimen y sus políticas. Al decir: “No a Gaza, no al Líbano, mi vida sólo por Irán”, los iraníes rechazaron las políticas belicistas del régimen. Y ahora, al corear “De Kurdistán a Teherán, mi vida por Irán”, neutralizan los esfuerzos del régimen para sofocar las protestas de las minorías étnicas etiquetándolas como separatistas.  
Al referirse a Albania y el MEK, las autoridades mostraron una vez más su paranoia sobre la oposición organizada, a la que han gastado decenas de millones de dólares para demonizar y presentar como un “grupo marginal” con “poco o ningún apoyo popular”. De hecho, a medida que las protestas persisten y se extienden por todo Irán, más funcionarios reconocen la creciente tendencia de los jóvenes a acercarse al MEK y su vasta y creciente red de “Unidades de Resistencia” dentro de Irán. “Ayer, uno de mis amigos me dijo algo que me dejó con dolor. Dijo que se encontró con uno de estos alborotadores en las calles y le preguntó si odiaba más a la República Islámica o a los hipócritas (el término peyorativo que usa el régimen para referirse al MEK). El tipo le respondió a mi amigo, ‘primero que nada, el nombre no es ‘los hipócritas’. Es Mujahedin-e Khalq (MEK). En segundo lugar, ¿qué han hecho de malo?” la televisión estatal Ofogh citó a Hossein Sazvar, un propagandista afiliado al estado, el 5 de noviembre.   Durante su sermón de oración del viernes, Mohammad-Hossein Hosseini Hamedani, representante de Ali Jamenei en la provincia de Alborz, dijo: “El caso de los alborotadores es completamente diferente. Deben ser tratados con firmeza, ya que han perturbado a la sociedad. Están repitiendo las mismas acciones transgresoras que emprendió el MEK en la década de 1980. Nunca perdonamos ni olvidamos al MEK”. Sus comentarios se producen unos días después de que valientes iraníes se enfrentaran con las fuerzas de seguridad del régimen en Karaj, provincia de Alborz. El régimen tiene razón en temer a su oposición organizada. Las autoridades están atormentadas por la pesadilla de ser derrocados, ya que no han logrado sofocar las protestas ni revertir su curso. Los iraníes están siguiendo el ejemplo de las Unidades de Resistencia para confrontar al régimen mientras continúa el levantamiento. El levantamiento merece el apoyo concreto de la comunidad internacional. El mundo debería reconocer el derecho del pueblo iraní a la autodefensa y la resistencia contra el brutal fascismo religioso que gobierna Irán. Este es el primer y más importante acto práctico de solidaridad con los iraníes.

“Es hora de la ira”, afirman los estudiantes iraníes al continuar sus protestas a pesar de la represión

0
Todo levantamiento y revolución se caracteriza por sus consignas populares. Estas frases cortas, repetidas por la gente, reflejan el deseo y la meta de una nación en el más corto plazo posible. Las principales protestas en Irán, que muchos consideran que se han transformado en una revolución, presentan algunos eslóganes únicos que reflejan las demandas y la determinación del pueblo iraní. El lunes, estudiantes universitarios en Teherán dijeron: “Ahora no es momento de tristeza; es hora de la ira”. Los estudiantes corearon estas consignas mientras las fuerzas de seguridad del régimen los atacaban a ellos ya otros estudiantes universitarios que continuaban sus manifestaciones en el día 46 del levantamiento de Irán. Hasta ahora, el régimen ha asesinado a más de 450 iraníes.   Las protestas de los estudiantes universitarios continuaron un día después de que Hossein Salami, el comandante de la Guardia Revolucionaria tratara de intimidar a las personas e impedir que continuaran con sus manifestaciones. “Hoy es el último día de protestas” advirtió a los manifestantes para que no salieran a las calles en un evento organizado por el estado en Shiraz. Salami también se refirió al papel de la oposición iraní, Mujahedin-e-Khalq (MEK), y cómo ha impactado a la sociedad iraní. “Estimados universitarios, escuchen, no podemos tolerar acciones fuera del marco [del régimen]. ¿Quieren alcanzar el poder con los hipócritas criminales [MEK] que traicionaron a esta nación? Abre los ojos y apoya al [régimen]”, dijo descaradamente. Las amenazas de Salami estuvieron acompañadas de amplios arrestos de estudiantes en muchas universidades y matones del régimen que se presentaban como profesores o estudiantes atacando a estudiantes desarmados. A pesar de sus intentos violentos, la teocracia gobernante de Irán no logró sofocar a la sociedad inquieta y estallaron protestas en todo Irán. Valientes universitarios, que han sido pioneros de este levantamiento, se enfrentaron con las fuerzas de seguridad en decenas de universidades. Desafiaron al régimen clerical coreando consignas como “muerte al dictador” y “No es momento de tristeza; es hora de la ira”.   Al enfatizar que es hora de luchar contra el régimen, los estudiantes universitarios rechazaron los argumentos del régimen de que este levantamiento no tiene líderes y que los jóvenes están actuando “emocionalmente”. De hecho, mostraron su determinación de continuar esta lucha a pesar de la posibilidad de arresto, tortura y muerte. También pusieron al descubierto la debilidad del régimen para oprimir la revolución en ciernes, y como los iraníes han estado cantando en todo el país, “siempre que alguien caiga, miles se levantarán”.   El general de brigada de la Guardia Revolucionaria Ismail Kothari actuando como uno de los parlamentarios del régimen, dijo a la televisión estatal el 27 de octubre: “Les dijimos a algunos de estos arrestados que queremos entregarlos a sus padres. Nos dijeron que no querían nuestra amnistía. Me dijeron que buscara una yo, ya que no estaría en el poder por mucho tiempo”. Las incesantes protestas y la firmeza del pueblo iraní en su objetivo de tener un país libre y democrático han asombrado a la comunidad mundial. Muchas democracias occidentales han apoyado su valentía. Pero estos apoyos vocales no detendrían la brutalidad del régimen. El régimen clerical de Irán ha continuado con su matanza. En un país donde un asesino en masa como Ebrahim Raisi es elegido presidente, pedirle al gobierno que detenga su violencia es más irrelevante y fútil que pedirle a un pirómano que apague el fuego. La única forma de poner fin a la actual crisis de impunidad en Irán y ayudar efectivamente a los iraníes es reconocer su derecho a la autodefensa. Las condenas y las declaraciones de solidaridad son importantes, pero deben complementarse con acciones firmes y concretas por parte de los gobiernos occidentales.  

Irán: Los Pseudo “Reformistas” Reconocen la Necesidad Del Cambio de Régimen

0
  “Nuestro tiempo se acabó”, publicó el 22 de octubre el diario estatal Etemad citando a Fayaz Zahed, un llamado activista “reformista”. “Invitar a la gente a negociaciones pacíficas, al diálogo o tratar de razonar con ellos es muy difícil o incluso rimposible.” ¿Por qué Zahed haría reconocería esta realidad mientras otros funcionarios del régimen constantemente se jactan de la supuesta estabilidad? Las protestas se están llevando a cabo en todo Irán. Personas de todos los ámbitos de la vida, en particular jóvenes y mujeres, están participando en estas manifestaciones, denunciando a todo el régimen. Lo que inicialmente fue provocado por la trágica muerte de una joven bajo custodia policial se convirtió en un levantamiento a nivel nacional, y ahora aparentemente estamos presenciando una revolución en ciernes. Funcionarios del régimen y expertos como Zahed perciben el peligro mejor que nadie. Se enfrentan a una sociedad volátil y ven a una población enojada que amenaza todo lo que su clase ha ayudado a preservar durante décadas. “No se puede creer lo duros que se han puesto (en estos días) los llamados a la calma, diálogo, reforma, negociación, lógica, etc.; No es difícil, más bien se acabó. Esta es la mayor amenaza para la estabilidad psicológica y política del país”, dijo Zahed, y por “país” se refería a la teocracia gobernante. Si Zahed y sus compañeros se hubieran preocupado un poco por la estabilidad de Irán, no estarían ocupando los puestos más altos en un régimen que despilfarra la riqueza nacional en el terrorismo e inflige violencia contra la gente. Zahed, quien trabajó como asesor del llamado presidente “moderado” Hassan Rouhani , no cambió repentinamente de opinión. Pero cuando no hay nada más que saquear, los ladrones se enfrentan. “Pero no tengo respuesta si me pides una solución. Ni siquiera puedo explicárselo a mis hijas, y mucho menos a los estudiantes o al público externo. Supongamos que respondiera justamente sobre quién es responsable de esta situación. En ese caso, diría que la participación de la República Islámica de Irán es, sin duda, más que el resto”, dijo Zahed, rechazando la retórica del “diálogo nacional” de los funcionarios. La sociedad iraní ha rechazado durante mucho tiempo a la llamada facción “reformista”. Fundada en 1997, el objetivo principal de esta facción era engañar a los iraníes y a la comunidad internacional con el espejismo de la “moderación”. Los iraníes pronto superaron el mito del reformismo al sentir la brutalidad del régimen en carne y hueso. Varios levantamientos, incluido el movimiento estudiantil de 1998 , son testimonios de este hecho. En otras palabras, este movimiento siempre estuvo desprovisto de soluciones a las crisis internas de Irán; fue creado para ayudar al régimen gobernante y sacar de la mesa el “cambio de régimen”. El último clavo en el ataúd del “reformismo” lo dio el pueblo en 2018 cuando corearon en las calles, “reformista, intransigente, se acabó el juego”. Zahed y otros funcionarios tardaron cuatro años en reconocer este hecho. Vale la pena señalar que la Resistencia iraní rechazó con vehemencia la falsa noción de la moderación del régimen clerical durante mucho tiempo, llevando este mensaje a la sociedad iraní y defendiéndolo en el escenario internacional. El 24 de mayo de 1997, un día después de que Mohammad Khatami asumiera el cargo, el líder de la resistencia iraní, el Sr. Massoud Rajavi , dijo célebremente: “Una víbora nunca da a luz a una paloma”. Si bien el pueblo iraní e incluso las autoridades han declarado el “fin del reformismo”, lamentablemente, los funcionarios occidentales aún se encuentran vagando hacia el espejismo de la moderación. Insistir en revivir el muy defectuoso acuerdo nuclear con Irán, llamar al diálogo y negarse a reconocer el derecho del pueblo iraní a la autodefensa frente a la creciente violencia del régimen son algunas de las acciones ineptas que están tomando las democracias occidentales. Ya sea que estén anticipando que el levantamiento será sofocado nuevamente u optando por preservar los intereses estratégicos en el statu quo, eventualmente, el pueblo iraní volverá a demostrar que están equivocados, como en 1979. Después de casi tres décadas de perseguir el “mito de la moderación” iraní o un cambio de comportamiento del régimen clerical de Irán, la seguridad, así como la estabilidad económica del mundo, ha empeorado. El resultado no ha sido otro que el terrorismo desenfrenado del régimen en la región y más violaciones de derechos humanos con impunidad. La inacción del mundo frente a las actividades malignas de Teherán animó al régimen a enviar a su diplomático-terrorista a Francia, con la tarea de bombardear la manifestación de la oposición en 2018 y matar a cientos de líderes y legisladores occidentales. La gente en más de 190 ciudades corea consignas como “Muerte a Jamenei” y “Abajo el dictador”. Están rechazando la teocracia gobernante en su totalidad y pidiendo un cambio de régimen. La comunidad internacional debe ir más allá de expresar solidaridad con los iraníes. Debe reconocer el derecho del pueblo iraní a la autodefensa y la autodeterminación de su futuro. Al hacer esto, podría finalmente prestar atención al pueblo iraní.  

Protestas en Irán Y El Comienzo de Una Nueva Era

0
  “Irán nunca volverá a ser igual” es algo en lo que coinciden muchos observadores. El viento del cambio finalmente sopla en una nación que ha sido escenario de muchas protestas a lo largo de los años. Pero después de 25 días, el levantamiento actual presagia el comienzo de una nueva era. Cuatro semanas después de que las protestas contra el régimen, provocadas por el asesinato de una niña por parte de la “policía de la moral”, estallaron en todo Irán, las manifestaciones ahora se han transformado en un levantamiento nacional. Desde el principio, el régimen ha recurrido a la máxima violencia para sofocar las protestas, pero ha fracasado estrepitosamente. El viernes 30 de septiembre, las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes en la ciudad de Zahedán, en el sureste del país, y mataron a más de 90 personas, incluidos niños. Los iraníes ahora se refieren a este incidente como el “viernes sangriento”.
Días antes del “viernes sangriento”, el líder supremo del régimen, Ali Jamenei, acudió al lugar para levantar la moral de sus desmoralizadas fuerzas amenazando a los manifestantes y elogiando la brutalidad de las fuerzas de seguridad que hasta el momento han asesinado a tiros a más de 400 ciudadanos, entre ellos muchos adolescentes. Sin embargo, las protestas continuaron el sábado y el domingo en decenas de ciudades de Irán. Los estudiantes universitarios realizaron mítines y corearon consignas contra Jamenei y su régimen. El levantamiento nacional tuvo un punto de inflexión el sábado 8 de octubre. Los iraníes acogieron con beneplácito los llamados a manifestaciones generalizadas y las protestas estallaron nuevamente en todo el país. Los dueños de tiendas en docenas de ciudades se unieron a una huelga cada vez mayor, y los estudiantes se unieron a las protestas y se negaron a asistir a clases. Las calles de Teherán y otras ciudades estaban abarrotadas de coches que tocaban el claxon en solidaridad con el levantamiento. Los manifestantes se enfrentaron con las fuerzas de seguridad y, en algunos casos, las obligaron a huir. El presidente del régimen, Ebrahim Raisi, visitó la Universidad al-Zahra con grandes esperanzas de dirigirse a una multitud de simpatizantes. Sin embargo, se enfrentó a estudiantes que lo interrumpieron mientras coreaban: “¡Piérdete, asesino!” Las protestas estallaron el sábado mientras las fuerzas del régimen estaban en alerta máxima. Sin embargo, no pudieron contener las manifestaciones. El fracaso del régimen para sofocar las protestas ahora ha hecho sonar la alarma entre los funcionarios. “La sociedad ha ido más allá del miedo. El miedo de la gente ahora se ha convertido en ira”, dijo el 8 de octubre Nosratollah Tajik, exdiplomático, al sitio web estatal de noticias Bahar. El levantamiento actual no terminará, haga lo que haga el régimen. Es nacional y representa la amplitud de los agravios de todos los iraníes, principalmente la falta de libertad. A medida que las protestas se expanden por todo el país, el régimen enfrenta un punto muerto en cuanto a dónde desplegar sus fuerzas opresivas. La escala generalizada de las protestas ha puesto al límite a las fuerzas de seguridad. Las mujeres y los jóvenes, dos sectores marginados y oprimidos que, sin embargo, constituyen una gran parte de la sociedad iraní, son la fuerza motriz de estas protestas. Jamenei y su régimen tienen muchas cosas que perder, enfrentando a una población que se mantiene firme y no tiene nada más que perder. Además, como han reconocido los funcionarios, la oposición iraní, Mujahedin-e Khalq (MEK), y sus “Unidades de Resistencia” actúan como catalizadores del levantamiento. Este hecho ha sido reconocido repetidamente por funcionarios del régimen, incluido el clérigo Gholam Reza Mesbahi Moghaddam, miembro del Consejo de Conveniencia: “Mientras tanto, algunos fueron engañados por los enemigos, incluidos los hipócritas (MEK), como todas las sediciones pasadas. Detrás de todo esto está el deseo de derrocar el sistema por parte de los hipócritas y Estados Unidos”, dijo el 1 de octubre según lo citó la agencia estatal de noticias Tasnim. Los iraníes cantan en las calles de Teherán y otras ciudades: “No llamen a esto ‘protesta’, esto es una revolución”. Irán está de hecho en la cúspide de una revolución. Ha llegado el momento de que la comunidad internacional elija el lado correcto de la historia. El pueblo de Irán tiene el mismo derecho de autodefensa y resistencia que cualquier otra nación, y la comunidad internacional debe cumplir con sus obligaciones morales y legales de reconocer estos derechos. Los iraníes están listos para abrazar su brillante futuro y alcanzar la libertad a cualquier precio. La responsabilidad ahora recae en la comunidad internacional para apoyar al pueblo de Irán, y no a sus opresores.

Los comentarios de Jamenei sobre las protestas en Irán muestran la debilidad del régimen

Tras 18 días consecutivos de protestas en todo el país, el líder supremo del régimen Ali Jamenei rompió su silencio solo para expresar su apoyo a sus fuerzas de seguridad y sus medidas represivas en un intento por levantar su moral. Sus comentarios solo pusieron al descubierto la debilidad del régimen. Pero ¿por qué? Videos provenientes del interior de Irán muestran a las fuerzas de seguridad del estado matando, golpeando y arrestando brutalmente a manifestantes desarmados. Jamenei afirmó descaradamente que la Guardia Revolucionaria y las fuerzas paramilitares Basij han sido “maltratadas”. Mientras tanto, el viernes, las fuerzas de la Guardia Revolucionaria abrieron fuego contra inocentes en las provincias de Sistán y Baluchistán, matando a decenas e hiriendo a cientos. A pesar de los esfuerzos del régimen para sofocar los disturbios sin precedentes pero crecientes en todo Irán, los valientes jóvenes y mujeres iraníes han continuado implacablemente sus protestas mientras se enfrentan a las fuerzas armadas. Las protestas se desencadenaron en Irán tras el trágico asesinato de Mahsa Amini a manos de la llamada “policía de la moralidad”. La gente salió a las calles a las pocas horas de su muerte, apuntando a Jamenei y todo su régimen en sus consignas. Sin embargo, Jamenei derramó descaradamente lágrimas de cocodrilo por Mahsa, a quien sus matones asesinaron por tener un mechón de cabello que sobresalía de su pañuelo en la cabeza. De ser cierto, ¿por qué las fuerzas de seguridad del Estado continúan con su matanza? Según la información recopilada por la oposición iraní, más de 400 manifestantes han muerto hasta el momento y unos 20.000 han sido arrestados. Mientras tanto, como máxima autoridad del régimen, Jamenei ha promovido repetidamente la misoginia. En julio de 2022 defendió el hiyab obligatorio y consideró la vivienda y la crianza de los hijos como tareas principales de las mujeres. En respuesta, las mujeres iraníes mostraron su desafío al actuar como pioneras de la lucha del pueblo por la libertad. Han estado desempeñando un papel destacado en las protestas recientes. Pero como reconoció Jamenei, la muerte de Mahsa, aunque trágica, solo provocó la volátil sociedad de Irán. Durante décadas se han ido acumulando profundos resentimientos e ira debido a la crisis económica del país, la corrupción sistemática, la represión política y las restricciones sociales. Como siempre, Jamenei trató de pintar a los manifestantes iraníes como elementos de la “arrogancia global” en un intento por limitar el papel de la Resistencia iraní y la demanda nacional de cambio de régimen. Sin embargo, no pudo evitar calumniar a la oposición organizada, Mujahedin-e Khalq (MEK), refiriéndose a la “naturaleza organizada de estos disturbios”. “Este fue un motín organizado. El poder judicial debe enjuiciar a quienes participaron en estos disturbios de acuerdo con su participación en el daño a la seguridad”, dijo Jamenei mostrando desesperadamente los dientes mientras las protestas continúan extendiéndose a pesar de la represión del régimen. Antes de Jamenei, sus representantes en diferentes ciudades y otros funcionarios del régimen se hicieron eco del miedo total de líder al MEK y sus “Unidades de Resistencia” en el levantamiento actual. Los sermones de oración de los viernes están plagados de retórica anti-MEK, y la pandilla de matones que se hacen pasar por legisladores en el parlamento del régimen realizó una protesta coreando consignas contra la organización. “Los enemigos jurados del Islam, como los medios de comunicación occidentales y el MEK, están difundiendo mentiras”, afirmó el presidente del régimen, Ebrahim Raisi, el 23 de septiembre en una conferencia de prensa en Nueva York. Los comentarios de Jamenei, junto con las protestas en curso en Irán y el papel de la oposición iraní, solo pusieron al descubierto la debilidad y vulnerabilidad del régimen. El líder supremo ordenó al aparato opresor del régimen que aumentara la violencia al tratar con los manifestantes iraníes. El pueblo iraní ha demostrado en los últimos días que no retrocederá en su justa demanda de democracia y continuará enfrentando a las fuerzas del régimen contra viento y marea. Ahora la pelota está en el tejado de la comunidad mundial para ir más allá de su condena de la violencia estatal contra los iraníes desarmados. De hecho, la comunidad internacional debería reconocer el derecho del pueblo iraní a la autodefensa y la resistencia. Cualquier cosa menos permitiría que la teocracia gobernante continuara con su ola de asesinatos.

Irán: Levantamiento de los estudiantes de la Universidad Sharif de Teherán y su resistencia contra los ataques de las fuerzas represivas

 

Sra. Maryam Rajavi: “Apoyad a los estudiantes, la solidaridad es la clave para derrotar los planes del régimen”

El domingo 2 de octubre de 2022 por la noche, las fuerzas represivas del régimen clerical, temiendo la propagación de las protestas estudiantiles, rodearon la Universidad Tecnológica de Sharif en Teherán e hirieron a varios estudiantes tras abrir fuego, arrestando a muchos otros.

Sin embargo, los estudiantes se enfrentaron a las fuerzas de seguridad del régimen con notable fuerza. El domingo por la noche, mucha gente de Teherán se apresuró a ir a la Universidad Sharif. Las fuerzas de represión, incluidas las Unidades Especiales Antidisturbios, las Fuerzas de Seguridad del Estado y agentes vestidos de civil no permitían que la multitud se acercara a la universidad; aun así, la gente se apresuró a ayudar a los estudiantes cantando “¡Qué vergüenza! ¡Qué vergüenza!” y “¡Libertad para los estudiantes!”.

Las fuerzas de represión lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes. La Sra. Maryam Rajavi instó a la juventud de Teherán a ayudar a los estudiantes de la Universidad Sharif y dijo: “No los dejen solos; la solidaridad es la clave para derrotar los planes del régimen”.

Mientras tanto, siguen llegando informes que indican la continuación del levantamiento en otras partes de Teherán, incluida la calle Shariati. Los jóvenes en la autopista Shariati y en la estación de metro se enfrentaron a las fuerzas represivas y corearon “¡Muerte al dictador!”. Agentes criminales de las unidades especiales antidisturbios y de paisano intentaban dispersar a la gente con disparos de escopeta.

En el distrito Teymouri de la capital iraní, la gente salió a las calles y bloqueó la carretera. Los manifestantes también se enfrentaron a las fuerzas represivas en Valiasr, Piroozi Boulevard y muchos otros distritos de Teherán.

En Isfahan, la gente de Zainabieh y Jogabad protestaron encendiendo fuegos y bloqueando las calles; las fuerzas represivas no se atrevieron a acercarse a la zona. En Zahedán y sus alrededores, hubo un feroz conflicto entre el pueblo y las fuerzas represivas.

Secretariado del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI) 2 de octubre de 2022

Irán: En la Décima Noche de Protestas, Teherán Fue Escenario de Manifestaciones Y Enfrentamientos Entre El Pueblo Y Las Fuerzas Represivas

 

Anoche, en el décimo día del levantamiento nacional, Teherán fue el centro de la rebelión y el enfrentamiento entre los manifestantes y Guardias Revolucionarios, paramilitares Basij, Fuerzas de Seguridad del Estado, agentes de inteligencia y agentes vestidos de civil.

Los jóvenes se manifestaron en decenas de zonas encendiendo fuegos y creando barreras para bloquear el movimiento de las fuerzas represivas. Los manifestantes resistieron el embate de las fuerzas represivas y continuaron con sus manifestaciones. Algunos distritos que fueron escenario de protestas y enfrentamientos incluyeron Ekbatan, Sazman Ab, Narmak, Punak, Modares, Habibullah, Haft Howz Narmak, Islamshahr, Sadeghieh, Sattar Khan, Plaza Quds, el dormitorio de la Universidad de Teherán y Tehransar.

En medio de los disparos y los gases lacrimógenos, los manifestantes en Ekbatan corearon: “Muerte a los Basiji”, “Tengan miedo, tengan miedo, estamos todos juntos” y “Muerte al dictador”. El distrito Sadeghieh de Teherán también fue escenario de enfrentamientos entre la juventud, la Guardia Revolucionaria y las fuerzas Basij. En Punak, a pesar de la fuerte presencia de las fuerzas represivas del régimen, la manifestación continuó hasta altas horas de la noche. Los manifestantes corearon: “¡Orgullosos iraníes, apoyo! ¡apoyo!”. En Narmak, los jóvenes se enfrentaron con las fuerzas represivas mientras coreaban “Muerte al dictador”. En la calle Sazman Ab, jóvenes arrojaron cócteles molotov a las motos de los agentes. La multitud coreó: “Es una farsa el líder caído en desgracia (Jamenei)”, “Nobles iraníes, apoyo, apoyo” y “Este año, Seyyed Ali (Jamenei) será derrocado”. En la plaza Haft Howz Narmak, una gran multitud se manifestó cantando: “Mataré a quien haya matado a mi hermana”.

En Islamshahr, en la provincia de Teherán, las fuerzas de seguridad estatales intentaron detener la manifestación abriendo fuego contra la multitud, pero se encontraron con la resistencia y la persistencia de la juventud rebelde. En Sattar Khan, una gran multitud se manifestó cantando “Muerte a Jamenei”, “Este año es un año de sacrificio. Seyyed Ali (Khamenei) será derrocado”, y “Khamenei es un asesino; su mando es nulo y sin efecto”. En Teheransar, dos jóvenes lanzaron cócteles molotov contra las motos de las fuerzas represivas que atacaban a los manifestantes.

La Sra. Maryam Rajavi, presidenta electa del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI), saludó a los estudiantes de la Universidad de Teherán cantando “Libertad para todos los presos políticos” y elogió a la juventud rebelde en diferentes áreas de Teherán que se enfrentan a las fuerzas represivas y obligan a que se retiraran, y dijo: “sí, recuperaremos Irán, esta es la voluntad del pueblo iraní, y definitivamente se hará realidad”.

Secretariado del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI) 26 de septiembre de 2022