Friday, February 3, 2023
InicioNewsConfrontación entre facciones del régimen iraní sobre el documento UNESCO 2030

Confrontación entre facciones del régimen iraní sobre el documento UNESCO 2030

CNRI – Fazel Lankarani, clérigo del gobierno afiliado a la facción de Ali Jamenei, pidió prohibir el documento UNESCO 2030 firmado por el gobierno del presidente Hasán Rouhani. Declaró: “la pluma que firmó este documento es blasfema”.

El diario “Keyhan” afiliado a la facción de Rouhani escribió también sobre el tema asegurando que el ministerio de educación debe aplicar el documento y hacer avanzar la capacitación para fortalecer la educación.

Hasán Rouhani por su parte ha publicado en su cuenta de Instagram una copia del documento sin descripción enviado a la oficina de Jamenei, al poder judicial y al parlamento y firmado por Issac Jahangiri el 15 de septiembre del 2016.

La agencia de noticias del gobierno ISNA escribió que la publicación indica que el documento UNESCO 2030 fue enviado a todas las ramas del poder y todos conocían los detalles del documento y no presentaron objeciones a su implementación.

La publicación, que contradice lo declarado anteriormente por Jamenei y por figuras del poder judicial y del parlamento, de nuevo atiza la guerra de facciones. “Busca problemas” e “infiltrador del enemigo” fueron algunos de los epítetos que recibió Rouhani.

Mientras tanto Jamenei alentó a su facción y envió a sus medios al ataque contra Rouhani por este documento UNESCO 2030: el clérigo Ahmad Salek declaró de manera contradictoria pues mientras reconoció que “este documento fue firmado y comunicado en septiembre de año pasado, y algunos de sus artículos son ataques al gobierno de los clérigos y movimientos del enemigo” agregó: “una de las maneras en que el enemigo actúa es afectando nuestras creencias fundamentales. Por tanto, podremos hablar con ellos sobre comercio, economía, energía, misiles balísticos, negocios internacionales, contratos etc. pero en el documento 2030 estamos negociando quedarnos sin valores en nuestro país. Esto equivale a infiltración enemiga”.

El clérigo Ali Salimi, miembro del Comité de Educación del Parlamento dijo: “varios aspectos de del documento UNESCO 2030 deben ser escrupulosamente examinados. La pregunta que se plantea es si la educación recibida por la milicia de la Guardia Revolucionaria es violenta y si es cultura de violencia. Estas cuestiones deben tener respuesta”.

El diario Kayhan afiliado al gobierno culpó a Rouhani si mencionar la fecha de publicación del documento el año pasado y escribió: “el ejecutivo ha alineado todos sus recursos en una guerra psicológica contra la sociedad, la implementación del documento 2030 no es obligatoria”.

El primer vice-presidente no podrá desligarse del documento pues su firma está en él y es claro que lo aceptó. Si aceptamos los argumentos del gobierno es una protección muy general y no identifica qué partes del documento UNESCO 2030 no acepta y con cuales la República Islámica no está de acuerdo. Por tanto la protección general no es aceptable por cualquier país, están obligados a implementar la totalidad del documento. De la misma manera el documento CRC lo fue en 1995, y Naciones Unidas anunció su ratificación y la entrada de Irán en esta convención.