Friday, December 2, 2022
InicioNewsDeclaración de Maryam Rajavi sobre acuerdo nuclear iraní

Declaración de Maryam Rajavi sobre acuerdo nuclear iraní

Maryam Rajavi: Eludiendo seis resoluciones de Naciones Unidas, un acuerdo sin firmar no cierra los caminos de los mulás para el engaño y el acceso a una bomba nuclear, pero el “cáliz de veneno nuclear” y la violación de las líneas rojas de Khamenei romperán su hegemonía y minarán al régimen en su totalidad

La presidenta electa de la Resistencia Iraní Maryam Rajavi señaló que a pesar de quedarse corto en muchos aspectos y de concesiones ilegítimas a los mulás, el acuerdo firmado entre el P5+1 y el régimen iraní fuerza a Khamenei a retroceder y violar las líneas rojas sobre las que había insistido repetidamente en los últimos 12 años, incluyendo las semanas recientes.

La Sra. Rajavi reiteró que eludir seis resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y sacar un acuerdo sin firmar que no es internacionalmente obligante como un tratado no bloquearía el camino de los mulás ni al engaño ni a la bomba nuclear. Sin embargo, como la Resistencia Iraní siempre lo ha señalado, apenas un pequeño paso atrás destrozaría la hegemonía de Khamenei en el régimen y minaría al fascismo religioso en su totalidad.

El paso atrás, llamado “el cáliz de veneno nuclear” por los funcionarios del régimen, agravará inevitablemente la lucha de poder en el liderazgo del régimen y desbalanceará el equilibrio de poder contra el líder supremo. La lucha por el liderazgo se expandirá a toda la jerarquía gubernamental. Así que, el acuerdo nuclear, tanto en el contenido como en la estructura del régimen, podría ser descrito como una situación donde todos pierden.

La Resistencia Iraní fue la primera en exponer los proyectos e instalaciones nucleares clandestinos del régimen clerical durante las últimas tres décadas, señaló la Sra. Rajavi, señalando también que la capitulación de Khamenei y su régimen hasta este punto es sin embargo un producto de la situación social explosiva en Irán, el impacto erosivo de las sanciones internacionales, la sin salida de las políticas del régimen en la región y la grave preocupación por la dureza con la que el Congreso de los Estados Unidos trata este acuerdo.

Notando situación extremadamente frágil y vulnerable del régimen, la Sra. Rajavi señaló: “si el P5+1 hubiese sido más firme, el régimen iraní no habría tenido otra opción que retirar entera y permanentemente sus esfuerzos por adquirir la bomba nuclear. Específicamente, habría detenido todo enriquecimiento de uranio y cerrado sus proyectos de fabricación de bombas.”

La Sra. Rajavi agregó: “el P5+1 debe ahora insistir en expulsar al régimen de la región de Medio Oriente e impedir más interferencias en la región. Este es un principio fundamental que debe ser incluido en cualquier acuerdo, pues de otra manera cualquier otro país en esta complicada región tendría el derecho a pedir todas las concesiones dadas al régimen clerical. Esto solo resultará en otro catastrófico escalamiento de la carrera por armas nucleares en esta parte del mundo”.

Otro punto importante, señaló la Sra. Rajavi, es el estricto monitoreo de Naciones Unidas al dinero vertido a las cuentas del régimen para que sea gastado en las necesidades urgentes de la gente, especialmente para pagar los magros salarios impagos de los trabajadores, los maestros y los enfermeros así como en remedios y comida para el pueblo. De otra manera Khamenei continuaría financiando a la Guardia Revolucionaria del régimen para exportar terrorismo y fundamentalismo a Irak, Siria, Yemen y Líbano.

Es el derecho del pueblo iraní saber que conseguirán con el acuerdo del que, según el presidente de los mulás, dependía su agua, su pan y su medio ambiente. Un acuerdo que no considere los derechos humanos del pueblo iraní solo alentará al régimen en su implacable represión y ejecuciones y en su violación s los derechos de la nación, a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y a la carta de Naciones Unidas.

La Sra. Rajavi también se dirigió al pueblo de Irán quienes han sido las principales víctimas de la dictadura religiosa en el poder y cuya mayoría vive bajo la línea de pobreza mientras el régimen gasta miles de millones de dólares de su fortuna en su ominoso programa nuclear para su propia supervivencia en el poder. Dijo: “el tiempo ha llegado para que responda el régimen anti-iraní. El tiempo ha llegado para levantarse por el derrocamiento del régimen ilegítimo de los mulás y establecer un Irán libre, democrático y no nuclear”.

Secretariado del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán
14 de julio de 2015