Friday, December 2, 2022
InicioNewsEDITORIAL: Impotentes contra el avance de la Resistencia, los mulás admiten la...

EDITORIAL: Impotentes contra el avance de la Resistencia, los mulás admiten la popularidad e influencia de la OMPI/MEK en los hogares iraníes

Impotentes contra el avance de la Resistencia, los mulás admiten la popularidad e influencia de la OMPI/MEK en los hogares iraníes

Algo ha obligado a los mulás de Irán a dejar de lado su vieja política de silencio sobre la Resistencia iraní y la Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI/PMOI, Mujahedin-e Khalq o MEK).

Esta razón es nada más y nada menos que las actividades de las ‘Unidades de Resistencia’ del MEK dentro de Irán y su reflejo en las principales protestas de los iraníes en las capitales mundiales y la convención de cinco días ‘Irán libre’ en Ashraf 3, Albania, con la presencia de unas 350 personalidades políticas de 47 países, que presentaron una nueva imagen de la resistencia iraní ante los ojos del mundo.

El 4 de agosto de 2019, Ali Rabie, portavoz del gobierno del régimen y miembro fundador del Ministerio de Inteligencia y Seguridad, se quejó de que el discurso de la Casa Blanca contra el régimen se ha vuelto similar al del MEK.

El diario Kayhan, afiliado al Líder Supremo del régimen Ali Jamenei, escribió el 8 de agosto que el MEK “ha penetrado profundamente en nuestros hogares, y su impacto se está sintiendo”.

El general de brigada de la Guardia Revolucionaria Assadollah Nasseh dijo a la televisión estatal el 28 de julio: “Debemos saber que todo lo que ocurre en el mundo en nuestra contra es el resultado del esfuerzo de cabildeo [de MEK] en alguna parte, o un precio que han pagado … En el tema de los misiles, somos testigos de que se basó en la información que proporcionaron a los estadounidenses. Con respecto a los derechos humanos, crean expedientes y archivos, se los entregan a los europeos y nos presionan de esta manera. Utilizan cada tema contra nosotros”.

Los funcionarios del régimen iraní están horrorizados ante el espectro de lo que ven como la cálida bienvenida de la OMPI / MEK y la Resistencia iraní en las redes sociales. Los comandantes de la Guardia Revolucionaria están hablando todos sobre el tema:

El Brigadier General de la Guardia Revolucionaria Gholamreza Jalali, quien dirige las fuerzas de defensa civil del régimen, dijo a la agencia estatal de noticias ISNA el 29 de julio: “Nuestra nueva guerra [con la OMPI/MEK] en el ciberespacio es más difícil que la operación Mersad” (Mersad, o la Operación Luz Eterna, fue una gran ofensiva de la Resistencia iraní que penetró 100 millas dentro de Irán y condujo a la liberación de dos ciudades en julio de 1988 que sacudieron al régimen hasta sus cimientos). “La huella digital [del MEK] está en muchas de las controversias a las que nos enfrentamos. Muchos de los ciclos de noticias en el ciberespacio que están orientados contra el Estado y la revolución son guerras psicológicas por [el MEK] contra nosotros (…) Ellos [MEK] aprovechan algunas de las débiles circunstancias económicas a nivel nacional e incitan a las personas a levantarse”.

El 29 de julio, Esmaeil Kowsari, subcomandante del cuartel general de Sarallah de la Guardia Revolucionaria, dijo a la televisión estatal: “Hoy, el [MEK] ha hecho todo lo posible por humillar al sistema sagrado de la República Islámica en el ciberespacio”.

Una figura fundadora de la Guardia, el Brigadier General Abolghassem Forootan, dijo a la agencia estatal de noticias Mizan, el 2 de agosto, que el MEK “quiere dañar los valores de nuestra nación y sistema mediante el uso del ciberespacio y el poder blando”.

El 29 de julio, el agente del MOIS Mohammad Javad Hasheminejad se quejó de la “presencia de 1,500 unidades [MEK] en tres turnos las 24 horas del día” en las redes sociales y su papel en “los disturbios de 2018 en el país”, y agregó: “Necesitamos conocer a nuestro enemigo y conocer sus objetivos para poder contrarrestarlo en consecuencia “.

Enfrentando circunstancias difíciles, los mulás están recurriendo a silenciar la voz de sus oponentes y bloquear la libertad de información en las redes sociales. El MOIS, la Guardia Revolucionaria y la Fuerza Quds se han embarcado en una campaña inútil para contrarrestar la creciente resistencia al régimen a través de su máquina de propaganda y guerra cibernética.

Sus tácticas represoras conocidas contra la Resistencia iraní incluyen campañas de demonización, difusión de información y noticias falsas, uso de correos electrónicos y cuentas fraudulentas, envío de correos electrónicos amenazantes e inyección de virus y gusanos para hackear las computadoras y las cuentas de correo electrónico de los partidarios de la Resistencia iraní.

Una ola de correos electrónicos infectados con virus, intentos de hackear sitios web y redes sociales de la oposición, casos generalizados de robo de identidad e intentos de contaminar la atmósfera usando estas identidades robadas son parte de la campaña cibernética de los mulás contra la Resistencia iraní.

Aún así, los medios de comunicación estatales hablan de la “inacción” del estado al responder a la creciente influencia de la Resistencia iraní y dicen que “los funcionarios culturales están dormidos”. Sus llamados implícitos a una mayor censura en Internet demuestran que las acciones del régimen hasta ahora han sido ineficaces o, a veces, han tenido un efecto inverso.