Wednesday, February 1, 2023
InicioNewsJefe de ONU deplora incidentes letales en campamento Ashraf, Irak

Jefe de ONU deplora incidentes letales en campamento Ashraf, Irak

NACIONES UNIDAS, 1 sep (Xinhua) — El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “deploró” hoy un letal ataque perpetrado en un campamento de un grupo opositor iraní en la provincia oriental iraquí de Diyala y pidió al gobierno de Irak restaurar la seguridad.

“El secretario general deplora los trágicos eventos de hoy en el campamento Ashraf que, según informes, dejaron 47 muertos. Ban expresa su pena y ofrece sus más sinceras condolencias a las familias de las víctimas”, indicó la oficina del vocero de la ONU en una nota de prensa.

Ban hizo un llamado para la urgente restauración de la seguridad en el campamento, debido a que es responsabilidad del gobierno iraquí garantizar la seguridad de los residentes. El secretario general pidió al gobierno iraquí investigar sin demora el incidente y dar a conocer los hallazgos.

Hoy por la mañana, una fuente del campamento, citada por medios iraquíes, dijo que el ejército iraquí, respaldado por la Unidad de Armas y Tácticas Especiales, incursionó al amanecer en el campamento de Ashraf, donde viven los integrantes de la Organización Muyahidín Popular de Irán (OMPI).

La OMPI confirmó el ataque contra su campamento y en la tarde estableció en 52 el número de muertos, incluyendo a varios de sus principales líderes, mientras que decenas de personas resultaron lesionadas y otras fueron detenidas por tropas iraquíes.

LA OMPI huyó a Irak como opositores del gobierno iraní y establecieron el campamento de Ashraf cerca de la frontera con Irán.

Después de que los combatientes de la OMPI fueron desarmados tras la invasión a Irak encabezadas por Estados Unidos, el campamento permaneció bajo la protección de la policía militar de Estados Unidos durante cinco años, antes de que el gobierno iraquí asumiera la responsabilidad por su seguridad.

Los lazos entre Irán, país musulmán chiita, y el gobierno dominado por los chiitas de Irak han mejorado en forma considerable desde la destitución del régimen sunita de Saddam Hussein, tras la invasión de 2003 dirigida por Estados Unidos.