Wednesday, December 7, 2022
InicioNewsMinistro de Justicia iraní confirma su rol en ejecución masiva de prisioneros...

Ministro de Justicia iraní confirma su rol en ejecución masiva de prisioneros políticos

Comunicado de prensa – Bruselas – Amigos de un Irán Libre en el Parlamento Europeo – 1ro de septiembre de 2016

La Unión Europea y la ONU deben pedir a un tribunal internacional que investigue

La chocante revelación de una grabación del fallecido Ayatolá Montazeri, quien era el sucesor designado de Jomeini el fundador de la República Islámica de Irán, continúa sacudiendo al mando iraní desde hace algunas semanas.

La grabación hecha durante la ejecución masiva de prisioneros políticos en Irán en 19888 reveló las charlas entre el Sr. Montazeri y los miembros de la “Comisión de la Muerte” un comité compuesto por cuatro altos mandos del régimen en ese momento y que tenía como labor ordenar las ejecuciones.

Un estimado de 30.000 prisioneros políticos, muchos de ellos que ya tenían sus sentencias cumplidas, fueron masacrados en secreto en el verano de 1988 en Irán y enterrados en fosas comunes tras la fatwa del Ayatolá Jomeini.

Uno de los miembros de la “Comisión de la Muerte” cuyo nombre y voz se reconocen con claridad en el audio es Mostafa PourMohammadi, entonces representante del Ministerio de Inteligencia y actual Ministro de Justicia en el así llamado “moderado” gobierno del presidente Hasán Rouhani.

El sábado 28 de agosto de 2016 PourMohammadi confirmó su rol en la masacre: ““estamos orgullosos de haber implementado la orden de Dios sobre los Muyahidines (OMPI o MEK). Fuimos firmes ante el enemigo de Dios y del pueblo les confrontamos con poder”. Un día después agregó: “no he tenido ni una sola noche de sueño intranquilo en todos estos años porque actué según la ley y la Sharia islámica”.

Estas declaraciones no dejan duda de que el actual gobierno iraní de Hasán Rouhani es cómplice en uno de los peores crímenes contra la humanidad en la historia reciente que no ha sido llevado ante un tribunal internacional. Amnistía Internacional, la Federación Internacional de Derechos Humanos, Human Rights Watch y el Parlamento Canadiense han todos descrito a la masacre de 1988 en Irán como un crimen contra la humanidad.*

Por tanto pedimos que la masacre de 1988 en Irán haga parte de la agenda de la próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en septiembre del 2016. El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos debería emitir un llamado para investigar este caso.

También pedimos a la próxima sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York (Septiembre – Diciembre de 2016) que emita una resolución para pedir una investigación sobre esta masacre y refiera el caso al Consejo de Seguridad. El Consejo de Seguridad debería formar un tribunal internacional para examinar este caso y juzgar a los responsables.

Antes de entrar en cualquier así llamado “diálogo sobre derechos humanos” con este régimen, la Unión Europea debe insistir en la destitución de Pour Mohammadi del gobierno y enviar a todos los responsables de la masacre de 1988 a tribunales internacionales por crímenes contra la humanidad.

Gérard Deprez, Diputado al Parlamento Europeo

Presidente de Amigos de un Irán Libre

Amigos de un Irán Libre es un grupo informal en el Parlamento Europeo formado en el 2003 y que cuenta con el apoyo activo de un amplio grupo de Diputados de diferentes fuerzas políticas.

*Describiendo los detalles de la masacre muchas organizaciones de derechos humanos ya han descrito la masacre de prisioneros políticos de 1988 en Irán como un crimen contra la humanidad:

·         Amnistía Internacional escribió en su reporte del 2 de noviembre de 2007: “Amnistía Internacional considera que estas ejecuciones equivalen a un crimen contra la humanidad. Bajo el derecho internacional, valido en 1988, los crímenes contra la humanidad consisten en ataques mantenidos o sistemáticos contra civiles con bases discriminatorias, incluyendo razones políticas”.

·         La Federación Internacional por los Derechos Humanos escribió el 20 de septiembre de 2013: “hace un cuarto de siglo en el verano de 1988, miles de prisioneros políticos iraníes que ya habían sido juzgados y cumplían sentencias de prisión, enfrentaron juicios sumarios y fueron ejecutados. Hasta hoy los mandos iraníes, algunos de los cuales estaban en el poder en ese entonces, no reconocen los hechos. En un reporte publicado hoy ’25 años y aún sin justicia: las ejecuciones en prisión de 1988 siguen sin castigarse’, la Federación los califica como ejecuciones extrajudiciales y arbitrarias y crímenes contra la humanidad. A pesar de que su alcance siga sin conocerse, es cierto que en el término de algunos meses miles de prisioneros fueron ejecutados. Fuentes iraníes han llegado a documentar hasta ahora los nombres y  detalles de 4.672 víctimas”.

·         Human Rights Watch escribió el 24 de octubre del 2005: “la manera deliberada y sistemática en la que estas ejecuciones extrajudiciales se llevaron a cabo constituye un crimen contra la humanidad bajo el derecho internacional”.

·         El Parlamento de Canadá adoptó la siguiente moción el  de junio del 2013: “esta Casa condena el asesinato en masa de prisioneros políticos en Irán en el verano de 1988 como un crimen contra la humanidad, honra la memoria de las víctimas enterradas en fosas comunes en el cementerio de Kharavan y otros lugares en Irán y establece el 1ro de septiembre como día de solidaridad con los prisioneros políticos en Irán”.