Saturday, November 26, 2022
InicioNews“Régimen iraní es uno de los últimos países que todavía ejecuta menores”:...

“Régimen iraní es uno de los últimos países que todavía ejecuta menores”: Amnistía Internacional

Irán bajo el gobierno del régimen clerical es uno de los países con más ejecuciones de menores infractores, dijo el lunes Amnistía Internacional.

En un nuevo reporte Amnistía Internacional afirmó que había documentado al menos 73 ejecuciones de menores en Irán entre 2005 y 2015, y que 160 menores infractores se encuentran actualmente en el corredor de la muerte.

El reporte informa que el régimen iraní ha hecho cambios en la ley, incluyendo nuevas capacidades para que los jueces impongan castigos alternativos a menores convictos por crímenes capitales, sin embargo, en la realidad el reporte dice que estos cambios son intentos de las autoridades para “camuflar sus continuas violaciones a los derechos de los niños y evitar la crítica de su chocante historial como uno de los últimos ejecutores de menores infractores en el mundo”.

Según Amnistía Internacional, el reporte se basa en información recibida de opositores a la pena capital y de defensores de derechos humanos en Irán, así como de abogados y familiares de jóvenes convictos en Irán. Ahora que el país emerge tras una era de sanciones y busca aceptación generalizada, dijo la Sra. Auerbach, los grupos de derechos humanos esperan que las autoridades iraníes “se den cuenta que tienen que actuar de acuerdo a los estándares de derechos humanos internacionales”.

Ha habido más de 2.000 ejecuciones en Irán en los últimos dos años en los que Hasán Rouhani ha estado en el poder, más que en cualquier periodo similar en los últimos 25 años.

Las víctimas incluyen disidentes políticos como Gholamreza Khosravi, activista del principal grupo de oposición iraní, la Organización de Muyaidines del Pueblo de Irán (PMOI/MEK) quien fue ahorcado exclusivamente por proveer asistencia financiera a la televisión satelital de la oposición.

El 20 de abril del 2014 Rouhani describió estas ejecuciones como “comandos de Dios” y “leyes del parlamento que pertenecen al pueblo”.