Friday, December 9, 2022
InicioNewsRégimen iraní responde a protestas laborales con latigazos y multas

Régimen iraní responde a protestas laborales con latigazos y multas

El Comité de Trabajo del CNRI pide condenar las políticas contra los trabajadores de los mulás y apoya a los trabajadores iraníes

El Comité de Trabajo del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán pide a todas las organizaciones internacionales de derechos humanos, organismos de derecho laboral, sindicatos, gremios y a la Organización Internacional del Trabajo, condenar las medidas represivas y criminales adoptadas por el régimen de los mulás contra los empobrecidos trabajadores iraníes que se manifiestan contra sus despidos y contra el desempleo. El régimen iraní respondió estas protestas con latigazos, cárcel y multas contra los manifestantes. El Comité de Trabajo del CNRI pide solidaridad y apoyo a los trabajadores iraníes para ver materializados sus derechos más básicos.

Jueces del régimen iraní condenaron a 17 empobrecidos trabajadores de la mina de oro Aq Dareh a entre 30 y 100 latigazos y multas de 5 millones de riales (alrededor ed 170U$) por protestar contra su despido. Los latigazos se llevaron a cabo en público. En flagrante colaboración con la Guardia Revolucionaria, que ha tomado el control de la mina de oro Aq Dareh desde hace años, la farsa de corte de la ciudad de Takkab (Provincia de Azerbaiyán Occidental) emitió estas sentencias bajo los cargos de “impedir a la gente buscar trabajo al causar revuelta”, “insultar a los guardias de la compañía”, “destruir uniformes y detener ilegalmente a los guardias” y “destrucción deliberada de los carteles de la compañía”.

La mina de oro Aq Dareh es una empresa nacional que pertenece al pueblo iraní, que como muchos otros recursos nacionales iraníes, ha sido tomada por la Guardia Revolucionaria. En enero del 2015 la empresa asociada a la Guardia “Puyan Zarkan Company” despidió a 350 mineros bajo el pretexto de que “terminaban sus contratos”. El 27 de diciembre del 2014 tres mineros se suicidaron por la pérdida de sus trabajos y debido a la aguda situación económica e intolerable pobreza en la que vivían.

El inhumano régimen de los mulás ha respondido hasta ahora a las justas demandas de los trabajadores con arrestos, cárcel y látigo. En el momento en que docenas de empresas cierran cada día en todo el país y cientos de empleados se suman cada día al “ejército de los parados”, el fascismo religioso que gobierna Irán intensifica las presiones contra los trabajadores en un intento de frenar la expansión de sus protestas. Las huelgas laborales y las manifestaciones en Irán son reprimidas con mayor dureza que nunca.

El Comité de Trabajo del CNRI enfatiza que los derechos de los trabajadores en Irán solo serán respetados con el derrocamiento del régimen de los mulás y el establecimiento de democracia y libertad en el país. El Comité pide a todos los iraníes, especialmente a los jóvenes, protestar contra la creciente crueldad que devasta las vidas de los trabajadores del país y sus familias ya bajo un gran sufrimiento.

Comité Laboral
Consejo Nacional de la Resistencia de Irán
28 de mayo de 2016