Tuesday, November 29, 2022
InicioNewsCNRI-EEUU revela nuevos detalles sobre manifestaciones en Irán.

CNRI-EEUU revela nuevos detalles sobre manifestaciones en Irán.

– Conferencia de prensa de la oficina en EEUU del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán- en donde se revelaron nuevos detalles sobre las protestas de Irán- 26 de noviembre de 2019- Washington D.C.

En una conferencia de prensa celebrada por la Oficina de Representación en los EEUU del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán en Washington, DC el 26 de noviembre de 2019, se presentó un informe de 60 páginas que detalla diferentes aspectos del levantamiento de 11 días en Irán (176 ciudades). En el evento se hizo pública la lista de los nombres de 154 manifestantes asesinados, así como los nombres de los comandantes de alto rango de la Guardia Revolucionaria y otros funcionarios involucrados en la mortífera represión.

Unos 450 manifestantes han sido asesinados, 4.000 heridos y 10.000 arrestados.

La representante del CNRI en Estados Unidos, Soona Samsami, habló sobre los diversos aspectos del levantamiento y subrayó que éste marca un punto de inflexión en la lucha por derrocar la teocracia gobernante en Irán. Agregó que el régimen de los mulás se vio en un punto muerto y enfrentando la posibilidad de ser derrocados y, por lo tanto, ha encontrado como único recurso la represión y los asesinatos. Al ordenar el despiadado asesinato de los manifestantes, Jamenei ha acelerado el proceso de derrocamiento de su régimen, dijo Samsami, señalando que Hasán Rouhani también dejó de lado su postura “moderada” de tiempo de elecciones y pidió represión contrala gente. “Esta es la táctica común de Jamenei, Rouhani y otros líderes del régimen. Todos están juntos en un barco que se hunde”.

Tras su declaración se presentó un breve video sobre el levantamiento en diferentes ciudades iraníes. Al concluir sus comentarios, la Sra. Samsami recordó los puntos principales articulados por la presidenta electa del NCRI, la Sra. Maryam Rajavi: “los crímenes cometidos por el régimen iraní contra nuestro pueblo son, en cualquier medida, crímenes de lesa humanidad. Los gobiernos y la comunidad internacional deberían exigir un cese inmediato de los asesinatos y las detenciones”.

Dijo también: “El Consejo de Seguridad debe declarar a los líderes del régimen como criminales contra la humanidad. Deben enfrentar la justicia por esta represión masiva y este derramamiento de sangre. La comunidad internacional también debe condenar enérgicamente el terrorismo en internet de los mulás y ayudar al pueblo de Irán a eludir su bloqueo. El régimen clerical está haciendo todo lo posible y está utilizando todos los medios posibles para ocultar el número real de los mártires. Las Naciones Unidas deben enviar de inmediato misiones de investigación a Irán para investigar el número de muertos, heridos y encarcelados.”

El subdirector de la oficina estadounidense del CNRI, Alireza Jafarzadeh, explicó que la velocidad con la que las protestas se expandieron a diversas ciudades, todas con lemas políticos comunes que desafiaban a todo el régimen, reveló el potencial de la sociedad iraní para el cambio de régimen.

“El comportamiento prevalente entre los manifestantes se ha radicalizado al extremo”, dijo Jafarzadeh. “Durante el levantamiento del 2017, solo hubo 50 ataques contra centros del régimen. Esta vez, parece que miles de edificios afiliados al régimen fueron atacados”. Las medidas de represión utilizadas en tampoco fueron comparables a las empleadas durante los levantamientos de 2009 y 2017, dijo.

Un aspecto único del levantamiento fue la intervención inmediata del Líder Supremo del régimen, Ali Jamenei, dijo Jafarzadeh. Anunció que el régimen no se retiraría de la subida del precio de la gasolina mientras ordenaba a sus fuerzas que reprimieran brutalmente las protestas.

Jafarzadeh señaló la creciente influencia de las unidades de resistencia del MEK/OMPI en el levantamiento actual en comparación con su papel en 2017, cuando estaban “en su infancia y apenas comenzaban sus esfuerzos”.

Otro aspecto importante según el CNRI fue que el levantamiento actual estalló justo cuando el régimen tuvo que lidiar con grandes golpes en su intromisión en Irak y Líbano, que el régimen considera su “retaguardia estratégica”.

Jafarzadeh concluyó que la estrategia de “unidades de la Resistencia y ciudades rebeldes” anunciada por el liderazgo de la Resistencia varios años antes del levantamiento de 2017 ha demostrado su eficacia y legitimidad. Las protestas han demostrado no sólo el deseo del pueblo iraní de cambiar, sino también una fuerte manifestación de que la firme política de Estados Unidos frente Irán -incluyendo la imposición de sanciones- no ha unido a las personas en apoyo al régimen. Las protestas muestran que la ira de la gente se dirige al régimen como único responsable de su sufrimiento.

El CNRI instó a enviar misiones de investigación a Irán para evaluar el alcance de los crímenes y examinar los casos de los muertos, heridos y/o detenidos.