Wednesday, December 7, 2022
InicioNewsSorprendentes confesiones sobre protestas de parte del Ministerio de Interior del régimen

Sorprendentes confesiones sobre protestas de parte del Ministerio de Interior del régimen

– Ministro de interior del régimen iraní Abdolreza Rahmani-Fazil

Cientos de miles de personas han participado en las protestas de Irán desde principios de este mes, en al menos 100 áreas de Teherán y la mayoría de las provincias de Irán, dijo el martes el ministro del Interior del régimen en una sorprendente admisión en la televisión estatal.

Estos son algunos puntos de lo que el Ministro del Interior, Abdolreza Rahmani-Fazli, dijo al canal TV1 el 26 de noviembre de 2019:

– Entre 130,000 y 200,000 personas participaron en las protestas.

– Los manifestantes exigieron “cambio de régimen”.

– La Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI), o Mujahedin-e-Khalq (MEK), estuvo detrás de muchas de las protestas.

– Las protestas de Irán tuvieron lugar en al menos 100 áreas de la capital, Teherán.

– Las protestas también tuvieron lugar en 27 de las 31 provincias de Irán.

– Se declaró el estado de emergencia en cinco de las provincias de Irán, incluidas Teherán, Fars, Isfahán y Juzestán.

– Los manifestantes destruyeron al menos 50 centros policiales y del ejército, 140 centros gubernamentales, 183 vehículos policiales, nueve seminarios, 731 bancos afiliados al estado y 70 estaciones de servicio.

Por asombrosos que sean los comentarios de Rahmani-Fazli, son solo un porcentaje del verdadero alcance de las protestas. Los funcionarios iraníes y los medios estatales han estado tratando de minimizar la naturaleza generalizada de las manifestaciones en Irán.

Contexto:

Irán está siendo testigo de su mayor agitación política desde la revolución de 1979. Las protestas que buscan un cambio de régimen e incluyen cánticos de “Muerte al dictador” han estallado en al menos 176 ciudades. Los manifestantes han logrado tomarse o destruir cientos de centros gubernamentales, puestos de seguridad y bancos, estaciones de servicio y seminarios afiliados al estado. El régimen ha recurrido a la represión, matando al menos a 450 manifestantes y arrestando a miles más. También impidió por completo la conexión a internet desde Irán durante una semana, impidiendo que las imágenes de las protestas lleguen al mundo exterior.

La Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI/MEK) anunció que el número de muertos durante el levantamiento nacional del pueblo iraní ha superado ya los 450. La cifra real es más alta, pero el régimen está tratando desesperadamente de ocultar las verdaderas dimensiones de sus crímenes horribles, utilizando diferentes tácticas como cortar Internet y negarse a entregar los cuerpos de los asesinados a sus familias o evitar sus funerales.