Friday, December 9, 2022
InicioNewsDiscurso de la Sra. Maryam Rajavi en el Congreso Anual de la...

Discurso de la Sra. Maryam Rajavi en el Congreso Anual de la Resistencia Iraní en París.

A continuación algunos extractos del discurso de la Sra. Maryam Rajavi frente a 100.000 partidarios de la oposición iraní y delegaciones de 47 países en el Congreso Anual de la Resistencia Iraní el 22 de junio en Villepinte, al norte de París.

La mascarada de elección, la cual concluyó con la presentación del nuevo presidente de los mullahs y el ataque con cohetes y el asesinato del Mojahedin (en el Campo Liberty en Iraq), refleja la fase actual de la caída del régimen. Esa farsa no se parece en nada a una genuina elección libre.

Los ocho candidatos seleccionados por el mismo régimen eran asesores, ayudantes o representantes del Líder Supremo, Ali Khamenei.

        Y esta elección se dio bajo circunstancias de represión absoluta, negación de acceso al internet, una prohibición a los medios de comunicación y la movilización de un millón de Guardias Revolucionarios y agentes de seguridad.

1.     El régimen en su totalidad salió debilitado tras las elecciones y se acercó un paso más a su derrocamiento. Khamenei rechazó a Hashemi Rafsanjani, pero al hacerlo, buscando el equilibrio interno del régimen, no pudo arreglar la elección de uno de sus candidatos favoritos. Temiendo la explosión de protestas, cedió a la elección del mullah Hassan Rouhani.

Temeroso que esta farsa de elecciones se volviera un problema para el régimen, Khamenei decidió cerrar rápido el episodio y renunció a la idea de una segunda rueda. De otra manera, reuniones que se venían dando la víspera de las elecciones con cantos como “libertad a todos los prisioneros políticos” se hubieran convertido rápidamente en levantamientos generalizados.

2.     Al disparar cohetes a Campo Liberty y llevar a cabo una masacre simultáneamente con las elecciones, el régimen clerical demostró qué percibe como la principal amenaza a su régimen. Precisamente por esta razón, algunas horas antes de anunciar el resultado de la elección, Khamenei intentó suavizar su derrota atacando Liberty y asesinando combatientes de la libertad con el objetivo de advertir al pueblo iraní sobre el resultado para quienes planearan levantamientos.

3.     El ascenso de Rouhani es el producto de una serie de derrotas sufridas por la totalidad del régimen, como por ejemplo la derrota de Khamenei, la desintegración de la facción en el poder, la derrota de Ahmadinejad, el fracaso de la política de contracción y el fallo e ineptitud de los autodenominados “reformistas” al interior del régimen. Así pues, no es una elección entre reformar el régimen o salvarlo de ser derrocado; es más bien una muestra de la fase final del régimen de los mullahs.

4.     Mientras este régimen se mantenga en el poder, nada cambiará. La única solución es el derrocamiento del régimen clerical. Nosotros decimos al nuevo presidente del régimen: nada cambiará mientras la libertad de expresión y los derechos humanos sean inexistentes, mientras los prisioneros políticos y partidos políticos no sean libres, mientras la intransigente política del régimen en Siria e Irak permanezca intacta y mientras el régimen insista en obtener armas nucleares.

La razón de esto es que el Líder Supremo sabe bien que cualquier cambio serio en estas políticas llevará al derrocamiento del régimen en su totalidad. Sin embargo, decimos, ¡adelante! Es el momento.

5.     El nuevo presidente del régimen clerical, quien ha llegado con el eslogan de la moderación, es un veterano funcionario de la maquinaria de guerra, seguridad y represión del régimen .

Sin embargo, decimos a aquellos países occidentales y apaciguadores que intentan presentarlo en vano como una figura de moderación, que por favor procedan, si pueden, a pedir al régimen retirarse de su programa nuclear. Si pueden, pídanles a los mullahs que detengan su interferencia en Siria, Irak y Líbano.

Pero les advierto que no deberían desperdiciar ninguna oportunidad. Tras una década de charlas fútiles, no deberían dejarse seducir por alguien que se jacta de ser muy hábil para engañar occidentales. No se dejen engañar una vez más. Ustedes deben detener al régimen antes de que su bomba nuclear caiga sobre los pueblos del mundo.

6.     Más allá de la conmoción por las elecciones, el régimen en el poder ha hecho la guerra al pueblo sirio para prevenir su propia caída. Esta guerra sucia no es para salvar a Assad sino para salvar a Khamenei en Teherán. Para ello, este régimen debe difundir el fundamentalismo y el terrorismo de Afganistán a Irak, de Bahréin a Yemen con el objetivo de preservarse.  

7.     La experiencia de décadas ha demostrado que apaciguar al régimen velayat-e faqih es andar un camino fracasado. Fue esta destructiva política la que llevo al desarme y el sitio a la organización Mojahedines del Pueblo y entregó la seguridad del Campo Ashraf a los iraquíes, lo que retrasó la caída de los mullahs.

El camino a la libertad es de hecho la tercera opción: ni apaciguamiento ni guerra, sino el derrocamiento de la teocracia en el poder a través del pueblo iraní y su Resistencia. Esta opción llegara a buen término gracias a las fuerzas combatientes anti-régimen, las células de Resistencia en Irán y las fuerzas de la revolución democrática del pueblo iraní.

Al atacar el Campo Liberty la semana pasada, y el día en que los resultados de la farsa de elecciones fueron anunciados, ataque que dejo como resultado el martirio de dos Mojahedines, Kolthum Serahati y Javad Nagashan, el régimen busca mantener su frágil balance contra la principal fuerza de resistencia.

Hoy, quiero preguntar a la comunidad internacional, y en particular a las Naciones Unidas y al Gobierno de los Estados Unidos, ¿por qué no actuaron para prevenir este crimen?

Esta masacre era bastante predecible y se pudo haber evitado.

Todos sabían que otro ataque estaba por llegar. Pero no tomaron las mínimas medidas de seguridad requeridas para evitarlo.

Yo personalmente y en repetidas ocasiones escribí al Presidente Obama, al Secretario General de Naciones Unidas, al Alto Comisionado para los Refugiados; al Secretario de Estado de EU y otros oficiales, haciendo un llamado para prevenir la siguiente masacre.

Nosotros escribimos que los residentes de Liberty eran vulnerables a cualquier ataque. Dijimos que no había refugios en Liberty, así que era necesario permitir el regreso de las T-walls protectoras, permitir el ingreso de protección personal como cascos y chalecos antibalas desde Ashraf y permitirles a los residentes un retorno seguro a Ashraf para posteriormente reubicarlos en terceros países.

Pero la realidad es que en este periodo, la Misión de Naciones Unidas en Irán podría fácilmente haber llevado equipamiento de protección a los residentes. La embajada de Estados Unidos podría fácilmente haber asegurado el regreso a Liberty de las T-walls.

El Secretario General de Naciones Unidas y el Gobierno de los Estados Unidos podrían haber pavimentado el camino  para el regreso de los residentes de Liberty a Ashraf.

Pero, en los cuatro meses desde el ataque, estuvieron inmóviles y no hicieron nada.

Los 35 años en el poder de este régimen han resultado en asesinatos, devastación, empobrecimiento; adicción, altos precios y desempleo.

Nosotros decimos a los mullahs:

¡Sean malditos ustedes y su régimen por forzar a cinco millones de iraníes a dormir con hambre cada noche!

¡Sean ustedes malditos por el hecho de que la venta de partes del cuerpo  sea más grande en Irán que en cualquier otro país del mundo!

Y sean ustedes malditos por haber llenado las calles de Teherán con niños trabajando, mujeres deambulando las calles y tantos jóvenes adictos.

Por supuesto, el derrocamiento de este régimen no ocurrirá solo. Requiere un movimiento de Resistencia con una organización unida y cohesionada, con miembros listos para sacrificarse, con apoyo popular, con independencia financiera, con una amplia presencia de mujeres en todos los campos y con una alternativa democrática con objetivos claros y un plan.

Así que permítanme recordarles el plan de 10 puntos articulado por este movimiento de Resistencia:

1.     Desde nuestro punto de vista, las urnas son el único criterio para la legitimidad. En consecuencia, buscamos una república basada en el sufragio universal.

2.     Queremos un sistema pluralista, libertad de partidos y asamblea. Respetamos todas las libertades individuales. Subrayamos la complete libertad de expresión y de los medios de comunicación y el acceso incondicional a internet.

3.     Apoyamos y estamos comprometidos con la abolición de la pena de muerte.

4.     Estamos comprometidos con la separación entre religión y estado. Cualquier forma de discriminación contra los seguidores de cualquier religión y denominación será prohibida.

5.     Creemos en la complete igualdad de género en términos sociales, políticos y económicos. Estamos también comprometidos a igualdad en la participación de las mujeres en el liderazgo político. Cualquier forma de discriminación contra las mujeres será abolida. Ellas disfrutaran el derecho a elegir libremente su vestimenta. Son libres en matrimonio, divorcio, educación y empleo.

6.     Creemos en el dominio de la ley y la justicia. Queremos implementar un Sistema judicial moderno basado en los principios de presunción de inocencia, el derecho a la defensa, la protección judicial efectiva y el derecho a ser juzgado en una corte pública. También buscamos la independencia total de los jueces. La ley Sharia de los mullahs será abolida.

7. Estamos comprometidos con la igualdad de todas las nacionalidades. Destacamos el plan para la autonomía del Kurdistán Iraní adoptado por el Concejo Nacional de la Resistencia Iraní. El idioma y la cultura de nuestros compatriotas de cualquier nacionalidad están entre los recursos humanos de nuestra nación y deben ser promulgados en el Irán del mañana.

8. Reconocemos la propiedad privada, la inversión privada y la economía de mercado. Todo el pueblo iraní debe disfrutar de igualdad de oportunidades en empleo y negocios. Protegeremos y revitalizaremos este ámbito.

9. Nuestra política exterior se basará en la coexistencia pacífica, paz y cooperación regional e internacional, así como el respeto por la Carta de las Naciones Unidas.

10. Queremos un Irán no-nuclear, libre de armas de destrucción masiva.

No estamos diciendo que los mullahs se deben ir para que nosotros los reemplacemos.

Estamos diciendo que el voto y la elección del pueblo iraní deben ser soberanos.

Hemos llegado a sacrificarnos a nosotros mismos por la libertad de elección del pueblo iraní.

Esta libertad de elección traerá confianza, libertad y justicia a Irán. Que así sea.

Partidarios de la Resistencia,

¿Se preguntan cuál es nuestra política y qué camino se muestra frente a nosotros?

La respuesta es continuar la lucha en todas sus formas, en donde sea y con absoluta determinación.

¿Se preguntan cuál es nuestra meta?

La respuesta es el establecimiento de la libertad la democracia y la igualdad en el actualmente encadenado Irán.