Wednesday, December 7, 2022
InicioNewsEx altos mandos estadounidense: aparición en el congreso de Maryam Rajavi es...

Ex altos mandos estadounidense: aparición en el congreso de Maryam Rajavi es correcta

En una poco común iniciativa bipartidista 20 prominentes ex altos cargos de gobierno , seguridad nacional y líderes militares estadounidenses expresaron en una carta conjunta su apoyo al testimonio ante el congreso de ese país de la Sra. Maryam Rajavi presidenta electa del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán.

La Sra. Maryam Rajavi dará su testimonio en la audiencia “Estado Islámico: definiendo al enemigo” vía videoconferencia el miércoles ante el subcomité de asuntos exteriores de la Cámara de Representantes sobre terrorismo, no-proliferación y comercio, presidida por el representante Ted Poe (republicano de Texas).

Los ex oficiales estadounidenses dijeron: “como mujer musulmana proponiendo una interpretación tolerante y democrática del Islam, libertades individuales, separación de religión y estado, igualdad de género y rechazo a la implementación de la Sharia, la Sra. Rajavi representa el opuesto a las reglas misóginas del régimen iraní y todos los fundamentalistas y extremistas musulmanes”.

“La experiencia personal de la Sra. Rajavi liderando un movimiento popular contra la dictadura religiosa que gobierna Irán la hace la persona correcta para dar su testimonio en este asunto tan importante”, agregaron.

Entre los firmantes de la declaración se incluyen Rudy Giuliani (ex alcalde de la Ciudad de Nueva York y ex candidato presidencial), Howard Dean (ex gobernador del Estado de Vermont y director del Comité Nacional Demócrata y candidato presidencial), Louis French (ex director del FBI), Edward Rendell (ex gobernador de Pensilvania), Tom Ridge (ex gobernador de Pensilvania y ex secretario de seguridad nacional), Mitchell B. Reiss (ex embajador y enviado especial al proceso de paz de Irlanda del Norte), Michael B. Mukasey (ex fiscal general de los Estados Unidos), John Bolton (ex embajador ante Naciones Unidas), Frances Townsend (ex asesora de seguridad nacional del presidente), el Gral (r) Charles (Chuck) Wald (ex vice-comandante del comando europeo estadounidense), el Teniente General (r) David Deptila (vice comandante general del Estado Mayor Conjunto para inteligencia, vigilancia y reconocimiento de la Fuerza Aérea Estadounidense), Linda Chavez (ex asistente de relaciones públicas del presidente), Robert Joseph (ex sub-Secretario de Estado para el control de armas y seguridad internacional), Patrick Kennedy (ex senador por Rhode Island) y John Sano (ex sub-director de seguridad nacional clandestina de la CIA).

En otra declaración el embajador Lincoln Bloomfield defendió con vehemencia el testimonio de la líder de la oposición iraní ante el congreso estadounidense.

Bloomfield, asistente del Secretario de Estado para asuntos político-militares en la administración de George W. Bush, señaló en un comunicado que “era predecible que tras el éxito del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán y sus componentes -incluyendo el MEK- en lograr salir de las listas de organizaciones terroristas en Europa y Norteamérica, a la líder del CNRI Maryam Rajavi se le daría la oportunidad de ser escuchada en Washington; tal vez era igualmente predecible que las denuncias de larga data sobre terrorismo y comportamiento de culto contra este grupo revivieran”.

Bloomfield ha llevado a cabo estudios exhaustivos e investigaciones sobre el MEK y ha escrito libros y estudios sobre el tema. Ha contradicho alegaciones contra la oposición iraní y señalado la extensa campaña de demonización por parte de Teherán contra sus archi-oponentes y dijo: “a los gobiernos occidentales el régimen iraní les ha pedido por muchos años restringir al MEK como organización terrorista. El Ministerio de Inteligencia de Irán ha sido descubierto en repetidas oportunidades pagando agentes o intentando comprar fuentes confiables en diferentes países para propagar alegaciones sobre el MEK sin asidero real. Aún así muchas de estas ideas difamatorias continúan repitiéndose en los medios estadounidenses y por parte de actuales o anteriores altos cargos, sin que ninguno muestre evidencia creíble para argumentarlos”.

El ex miembro de la Cámara de Representantes de los Estados unidos Tom Tancredo escribió en The Hill el miércoles: “felicito a mis antiguos colegas, el presidente del comité de asuntos externos Ed Royce (republicano de California) y al presidente del subcomité sobre terrorismo, no-proliferación y comercio Juez Ted Poe (republicano de Texas) por hacer lo correcto y darle al congreso la oportunidad de examinar hechos reales y escuchar a aquellos en el terreno, en vez de confiar solo en expertos del propio círculo de confianza”. El testimonio de Maryam Rajavi ante el congreso se esperaba desde hace tiempo, dijo Tancredo.

“El movimiento de Rajavi alertó al mundo del proyecto nuclear clandestino de Irán, expuso su penetrante presencia en Irak y la operación de sus redes terroristas que exportan explosivos improvisados a Irak para matar fuerzas estadounidenses. La oposición también ha llevado una guerra cultural y política contra el fundamentalismo islámico que emana de Irán. Sus representantes presentes en múltiples países han llevado a cabo una campaña global contra los abusos contra los derechos humanos y en particular contra las mujeres en Irán”.

“En ese sentido, si el tema es el Estado Islámico y definir el enemigo, ciertamente Rajavi está calificada para hablar pues su movimiento ha luchado contra un régimen que llevó a cabo una política de violencia sectaria en Irak y apoyó a Assad, lo que llevó a la expansión del Estado Islámico. Si es sobre fundamentalismo islámico y el rol de Teherán, Rajavi está más que calificada para hablar del tema. Si es el programa nuclear de Irán, su movimiento ha estudiado cada movimiento del tema en la última década. Sobre el abuso a los derechos humanos por parte de los que tienen la mentalidad del Estado Islámico, su movimiento a sufrido la represión y las ejecuciones en Irán. 120,000 activistas de su movimiento han sido ejecutados en Irán en las últimas tres décadas por quienes han sido los mentores de facto del Estado Islámico”.

“Para evitar que las voces sobre Irán sean monolíticas en Washington, el pueblo iraní debe ser tomado en cuenta y Rajavi ofrece una voz seria y viable. Eso no está en cuestión”