Wednesday, December 7, 2022
InicioNewsIRÁN: 92 arrestados en un restaurante durante Ramadán

IRÁN: 92 arrestados en un restaurante durante Ramadán

CNRI – Fuerzas de seguridad iraníes han allanado el restaurante de un hotel y arrestado a 92 jóvenes hombres y mujeres por comer y beber “en público” durante el mes de Ramadán.

El hotel, en la ciudad de Tabriz al noroeste del país, fue allanado el lunes pasado. El gerente del restaurante fue arrestado junto con las 41 mujeres y los 51 hombres.

El dirigente de las fuerzas de seguridad estatales de la ciudad, Ali Esmaeelpour, confirmó los arrestos. Los detenidos fueron llevados ante el juez para emitir su sentencia.

Cualquier persona que sea capturada en Irán comiendo o bebiendo en público durante el día en el mes de Ramadán debe recibir 74 azotes además de una pena de carcel de hasta dos meses, amenazaron funcionarios de sistema judicial del régimen.

Dadkhoda Salari, fiscal general de la ciudad de Kerman dijo la semana pasada: “cualquier individuo que beba o coma en lugares públicos puede enfrentar penas de prisión de 10 días a dos meses y 74 azotes”, reportó la agencia estatal Mehr.

Otra agencia estatal advirtió al público que patrullas especiales han sido estacionadas en calles y parques públicos en Teherán durante el Ramadán para “lidiar” con los que beban, comen o fumen en público.

El año pasado cientos de iraníes fueron azotados en público bajo leyes medievales de la dictadura religiosa. Al menos 200 personas recibieron azotes en la provincia iraní de Qazvin el año pasado por comer en público durante el Ramadán. El oficial Ismail Sadeghi-Niaraki de Qazvin reconoció el año pasado la escala de los castigos medievales impuestos en su provincia de parte del régimen bajo el gobierno del así llamado “moderado” Hasán Rouhani.

Dijo: “[Durante el Ramadán] 400 personas fueron arrestadas y a algunas se le dieron advertencias. Otras 200 tuvieron su caso analizado por el sistema judicial y se implementó la pena de azotes en las primeras 24 horas de su arresto”.

El año pasado a un hombre cristiano en Irán le quemaron los labios con un cigarrillo por comer durante el día en el Ramadán. El salvaje castigo fue llevado a cabo en público en la ciuda de Kermanshah.