Tuesday, January 31, 2023
InicioNewsIran ProtestsMientras crece el levantamiento en Irán, los funcionarios del régimen muestran un...

Mientras crece el levantamiento en Irán, los funcionarios del régimen muestran un creciente temor al MEK

El levantamiento nacional de Irán se acerca rápidamente a su tercer mes. El fracaso del régimen para sofocar lo que los manifestantes llaman una ‘revolución’ a pesar de la creciente brutalidad por parte de las fuerzas de seguridad atestigua el hecho de que el levantamiento está realmente organizado y tiene un propósito, reflejado en uno de los cánticos más frecuentes: “Este es el mensaje final; el objetivo es el régimen en su conjunto”.

La uniformidad de las consignas, las tácticas creativas de los manifestantes y su impresionante desafío, así como la permanencia del levantamiento, pueden atribuirse en gran medida al trabajo metódico y de bajo perfil de las Unidades de Resistencia afiliadas a la principal oposición organizada, la Muyahidines-e Khala (MEK) . Esto explica la retórica desesperada y cada vez más aterradora del régimen sobre el MEK y su creciente influencia, especialmente entre los jóvenes y las mujeres.

 

El domingo, la sesión pública oficial del Majlis (parlamento) reflejó perfectamente el temor de Teherán al MEK y al levantamiento nacional. Unos 200 parlamentarios organizaron una protesta ridícula pidiendo la “ejecución de los alborotadores” y repitieron sus consignas de cuatro décadas contra el MEK.

Este circo ocurrió dos días después de que las fuerzas de seguridad abrieran fuego contra fieles inocentes en Khash, en la provincia de Sistán y Baluchistán, por segunda vez en los últimos dos meses. Desde el comienzo de las protestas, Teherán y sus defensores han tratado de pintar a las minorías étnicas como separatistas. Pero ya sea en las provincias de Sistán y Baluchistán o Kurdistán, los lugareños corean lemas como “De Zahedán a Teherán, mi vida por Irán” o “De Kurdistán a Teherán, mi vida por Irán”.

Al ver su fracaso, los parlamentarios del régimen cambiaron el domingo este eslogan y corearon: “No a Albania, no a Alemania, mi vida por Irán”. Por Albania, por supuesto, se referían a la casa del MEK, Ashraf 3, cerca de la capital albanesa, Tirana.

Este término, “Mi vida por Irán”, ha presentado muchos eslóganes en protestas generalizadas en la última década y refleja el desafío de la sociedad iraní al régimen y sus políticas. Al decir: “No a Gaza, no al Líbano, mi vida sólo por Irán”, los iraníes rechazaron las políticas belicistas del régimen. Y ahora, al corear “De Kurdistán a Teherán, mi vida por Irán”, neutralizan los esfuerzos del régimen para sofocar las protestas de las minorías étnicas etiquetándolas como separatistas.

 

Al referirse a Albania y el MEK, las autoridades mostraron una vez más su paranoia sobre la oposición organizada, a la que han gastado decenas de millones de dólares para demonizar y presentar como un “grupo marginal” con “poco o ningún apoyo popular”.

De hecho, a medida que las protestas persisten y se extienden por todo Irán, más funcionarios reconocen la creciente tendencia de los jóvenes a acercarse al MEK y su vasta y creciente red de “Unidades de Resistencia” dentro de Irán.

“Ayer, uno de mis amigos me dijo algo que me dejó con dolor. Dijo que se encontró con uno de estos alborotadores en las calles y le preguntó si odiaba más a la República Islámica o a los hipócritas (el término peyorativo que usa el régimen para referirse al MEK). El tipo le respondió a mi amigo, ‘primero que nada, el nombre no es ‘los hipócritas’. Es Mujahedin-e Khalq (MEK). En segundo lugar, ¿qué han hecho de malo?” la televisión estatal Ofogh citó a Hossein Sazvar, un propagandista afiliado al estado, el 5 de noviembre.

 

Durante su sermón de oración del viernes, Mohammad-Hossein Hosseini Hamedani, representante de Ali Jamenei en la provincia de Alborz, dijo: “El caso de los alborotadores es completamente diferente. Deben ser tratados con firmeza, ya que han perturbado a la sociedad. Están repitiendo las mismas acciones transgresoras que emprendió el MEK en la década de 1980. Nunca perdonamos ni olvidamos al MEK”.

Sus comentarios se producen unos días después de que valientes iraníes se enfrentaran con las fuerzas de seguridad del régimen en Karaj, provincia de Alborz.

El régimen tiene razón en temer a su oposición organizada. Las autoridades están atormentadas por la pesadilla de ser derrocados, ya que no han logrado sofocar las protestas ni revertir su curso. Los iraníes están siguiendo el ejemplo de las Unidades de Resistencia para confrontar al régimen mientras continúa el levantamiento. El levantamiento merece el apoyo concreto de la comunidad internacional. El mundo debería reconocer el derecho del pueblo iraní a la autodefensa y la resistencia contra el brutal fascismo religioso que gobierna Irán. Este es el primer y más importante acto práctico de solidaridad con los iraníes.