Monday, December 5, 2022
InicioNewsIRÁN: Se necesita completa transparencia para cualquier acuerdo nuclear

IRÁN: Se necesita completa transparencia para cualquier acuerdo nuclear

CNRI – Una de las principales áreas de disputa en las actuales negociaciones nucleares entre el grupo P5+1 y el régimen iraní es la petición a Irán de que permita acceso irrestricto a inspectores internacionales para monitorear instalaciones militares como parte de un posible acuerdo.

Un reporte del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI) revelado la semana pasada muestra que el Líder Supremo del régimen, Ali Khamenei, ha declarado que el monitoreo de sus instalaciones militares es una línea roja que no debe ser cruzada.

El reporte documenta como durante los últimos dos años de negociaciones con las potencias mundiales el régimen ha pedido una y otra vez “construir confianza” en vez de “transparencia”. Ha habido un esfuerzo deliberado de parte de Teherán para marginalizar el tema de la “transparencia” respecto a las Posibles Dimensiones Militares (PMD) de su programa nuclear.

A comienzos de esta semana un alto funcionario estadounidense involucrado en las negociaciones nucleares con el régimen iraní sugirió que la administración de los EEUU podría relajar su petición de completo e irrestricto acceso a las instalaciones iraníes.

Como dijo el representante Ed Royce, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes el domingo a Fox News: “Sin verificación, sin la posibilidad de tener inspectores internacionales que puedan visitar las instalaciones militares y pudiesen encontrar respuestas a las preguntas, sin la posibilidad de hablar con los científicos iraníes, este acuerdo no valdrá ni siquiera lo que vale el papel en el que está escrito”

Tal concesión a los mulás solo alentaría al régimen y limitaría la influencia de la comunidad internacional para detener a los mulás en su intento de seguir con los aspectos militares de su trabajo nuclear. En realidad la comunidad mundial no tiene ninguna base para confiar en nada de lo que el régimen iraní diga.

Observemos brevemente la historia. ¿Exactamente cuantas instalaciones clandestinas iraníes fueron declaradas voluntariamente por el régimen? Ni una sola.

El Consejo Nacional de la Resistencia de Irán fue el primer grupo en revelar al mundo las instalaciones nucleares del régimen en Natanz y Arak en el 2002, pero desde entonces el CNRI ha expuesto docenas de otras instalaciones nucleares iraníes e información sobre la estructura y las actividades del régimen para construir armas nucleares. Teherán solo ha aceptado la existencia de cada uno de estos centros nucleares después de que hayan sido irrefutablemente expuestos por el CNRI.

Lista cronológica de algunas de las más importantes revelaciones del CNRI sobre instalaciones secretas y diversos aspectos del programa de armas nucleares del régimen iraní (lista parcial):

1. Agosto de 2002: CNRI revela dos instalaciones secretas del régimen en Natanz (enriquecimiento de uranio) y Arak (reactor de plutonio de agua pesada). Se expusieron detalles de la instalación de Natanz incluyendo dos salones subterráneos de 25000 metros cuadrados. La localización exacta de la instalación de Arak y su naturaleza secreta fueron explicados. Tras probar que la información del CNRI era correcta con imágenes satelitales, la AIEA visitó Natanz y Arak.

2. Febrero de 2003: El CNRI expuso que el régimen iraní estaba probando centrifugadoras en la instalación de Abe-Ali bajo el disfraz de una fábrica de relojes llamada Kalaye Electric Company. El régimen iraní cambió por completo la apariencia del edificio para ocultar su verdadera naturaleza. Tras meses de insistencia de parte de la AIEA para lograr acceso, cuando finalmente los inspectores internacionales pudieron visitar el lugar, pruebas ambientales realizadas por la Agencia confirmaron que era una instalación nuclear secreta.

3. Mayo de 2003: El CNRI reveló las instalaciones de Shian-Lavizan y las investigaciones allí realizadas. El mapa y la ubicación de estos se expusieron. Este centro fue el foco de actividades nucleares y biológicas. Cuando la AIEA visitó Shian en junio del 2004 el régimen iraní intentó disfrazar su propósito, pero la radiactividad todavía estaba presente. La información del CNRI se comprobó como correcta pero el régimen le había dado un cambio radical al lugar.

4. Mayo del 2003: Revelación de las instalaciones Lashgar Abad en Karaj y la Nurafza Gostar company. El régimen iraní primero mostró otras instalaciones a los visitantes de la AIEA en un intento de mostrar que las revelaciones del CNRI eran incorrectas, pero tras dos meses fueron obligados a mostrar la verdadera. Visitantes de la AIEA descubrieron experimentos de enriquecimiento usando láser en el 2004.

5. Noviembre de 2004: El centro de nueva tecnología (Mojdeh) y los nombres de sus expertos fueron revelados en una conferencia de prensa del CNRI en París. En la conferencia la Resistencia Iraní reveló la identidad de Mohsen Fakhrizadeh, el hombre clave del programa nuclear clandestino que había sido guardado en secreto hasta entonces. La AIEA ha insistido en entrevistar a Fakhrizadeh en los años pasados pero el régimen iraní no lo ha permitido.

6. Diciembre de 2005: En una conferencia de prensa en París el CNRI reveló la construcción de una serie de nuevas instalaciones secretas, incluyendo una en Qom. Cuatro años después se estableció que este lugar era el clandestino Fordow, usado para enriquecimiento de uranio.

7. Abril de 2011: El CNRI reveló que una instalación secreta llamada Taba factory era usada para producir centrifugadoras. El régimen clerical lo negó inicialmente y posteriormente confirmó el reporte.

8. Julio de 2011: El CNRI reveló que la estructura de la organización a cargo de llevar a cabo las armas nucleares bajo la supervisión de Mohsen Fakhrizadeh había cambiado y la nueva operación se llama Organización de Innovación e Investigación Defensiva (SPND). La AIEA lo confirmó en un reporte de noviembre de ese mismo año.