Tuesday, February 7, 2023
InicioNewsNuevo declaración por ACNUR sobre el Campo Ashraf y el Campo...

Nuevo declaración por ACNUR sobre el Campo Ashraf y el Campo Liberty

Declaración emitida por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR sobre el Campo Ashraf y el Campo Liberty (Hurriya) – 19 de julio de 2013:

Residentes del Campo Nuevo Irak (antes llamado Campo Ashraf) y el procesamiento de sus casos y posibles soluciones

ACNUR ha expresado una continua y profunda preocupación por la seguridad y la protección de los residentes en las Instalaciones Temporales de Tránsito Hurriya (TTL por sus siglas en inglés), tras el segundo ataque mortífero el 15 de junio. ACNUR reitera la necesidad urgente por la mejora de la protección física, pidiendo al Gobierno de Irak que haga todo lo que sea posible para garantizar la seguridad de los residentes.

Invocando las preocupaciones sobre su seguridad, tras los dos ataques contra el Campo Hurriya, algunos residentes decidieron no presentarse a las entrevistas programadas con ACNUR para procesar sus casos. Sin embargo, siguiendo el Memorando de Entendimiento entre Naciones Unidas y el Gobierno de Irak del 25 de diciembre de 2011 sobre la situación de los residentes del Campo Nuevo Irak, ACNUR continúa el proceso de las aplicaciones de los residentes que han sido transferidos, de manera voluntaria, al Campo Hurriya y que están comprometidos con ACNUR.

Los residentes del Campo que han presentado solicitudes de protección internacional son formalmente solicitantes de asilo bajo el derecho internacional. En ausencia de un sistema nacional de adjudicación en Irak, ACNUR está considerando estas solicitudes individualmente con el procedimiento adecuado. Se están desarrollando entrevistas individuales –con aquellos que se comprometen- en una locación segura y neutral, y en total confidencialidad. La redirección hacia otros Estados de los casos de aquellos con necesidades especiales de protección internacional se está llevando a cabo. Mientras se realiza esta relocalización, los residentes están en tránsito en el Campo Hurriya el tiempo durante el cual se procesan sus peticiones, como lo determina el ya citado Memorando de Entendimiento.

El derecho internacional requiere que los demandantes de asilo deban estar en capacidad de beneficiarse de protección básica de su seguridad y bienestar. Esto incluye protección contra cualquier expulsión o regreso a las fronteras de los territorios donde su vida y libertad se encuentren en peligro (el principio de no-devolución) así como tratamiento de acuerdo a los estándares básicos humanitarios, como el más básico de ellos: su seguridad. La responsabilidad primaria de asegurar el respeto a estos estándares recae sobre el Gobierno de Irak. Libertad de movimiento también es el escenario más deseable mientras el procesamiento se lleva a cabo.

ACNUR, junto al Gobierno de Irak, la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Irak, y otros actores interesados, incluyendo la comunidad internacional, continúan comprometidos en hacer su parte en encontrar soluciones pacíficas a este problema de vieja data. Consecuentemente, ACNUR y la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Irak siguen llevando a cabo sus esfuerzos combinados para encontrar soluciones, incluyendo posibilidades de reubicación para los residentes que desean salir de Irak. Hasta la fecha, un total de 135 residentes han partido a otros países.


ACNUR  – 19 de julio de 2013