Friday, February 3, 2023
InicioNewsRégimen iraní es hipócrita en censura a internet

Régimen iraní es hipócrita en censura a internet

CNRI – El presidente del régimen iraní Hasán Rouhani criticó la censura a internet el mismo día que el Ministerio de Inteligencia y Seguridad (MIS) del régimen ordenó eliminar de internet una grabación que prueba la participación de altos mandos iraníes en la masacre de prisioneros políticos de 1988.

El 10 de agosto la Agencia de noticias Fars, afiliada al régimen, citó a Rouhani diciendo: “¿Podremos decir que el ciberespacio, el mundo digital y las redes sociales están prohibidas  y deben ser filtradas?¿Podemos vivir a base de filtros y prohibiciones en el mundo de hoy?”.

El mismo día el Ministerio de Inteligencia de su gobierno ordenó a familiares de Hossein-Ali Montazeri remover una grabación recientemente publicada en su página web en la que el ex heredero de Jomeini admite que altos mandos del régimen de los mulás participaron del gran “crimen contra la humanidad”. Más de 30.000 prisioneros políticos, principalmente afiliados al principal grupo de oposición la Organización de Muyahidines del Pueblo de Irán (OMPI o MEK) fueron ejecutados extrajudicialmente y de manera sumaria en apenas unas semanas en el verano de 1988.

Irán actualmente tiene un fuerte “filtro a internet”, que es una censura con otro nombre. Irónicamente, sin embargo, muchos miembros del régimen en Irán incluyendo a Rouhani y al Lider Supremo Jamenei usan las red social Twitter rompiendo su propio filtro.

La política de censura en la red  fue adoptada tras el levantamiento nacional del 2009 que tomó al régimen por sorpresa. Las redes sociales como Facebook, Twitter y Youtube sufren un limitante filtro para impedir que se difundan voces opositoras.

Freedom House, en su reporte más reciente sobre libertad de prensa, afirmó que esta disminuye en los países con regímenes opresores y que Irán es uno de los 10 peores países en este campo.

En mayo el Fiscal General del régimen iraní expresó su preocupación por el impacto de las redes sociales advirtiendo que la intención tras estas es hacer daño al régimen.

Mohammad-Jafar Montazeri, el infame Fiscal General del régimen expresó sus preocupaciones sobre las redes sociales en una reunión del 29 de mayo con miembros de la prensa estatal: “desafortunadamente la actual situación es causada por gente inmoral que son también enemigos de la humanidad. Estas personas se han fijado como objetivo dañar la República Islámica de Irán” dijo Mohammad-Jafar Montazeri quien no tiene ningún vínculo con Hossein-Ali Montazeri. Sus declaraciones fueron publicadas por la página de internet de la oficial IRIB.

Agregó: “Desafortunadamente el ciberespacio está muy envenenado e infectado. Estamos constantemente monitoréandolo y cada semana atacamos cientos o quizás miles de centros de corrupción”.

“Hay mucho que decir sobre  el ciberespacio. El Líder Supremo en sus recientes declaraciones fue crítico con el Consejo Supremo del Ciberespacio y con el Ministerio de Comunicaciones. Afortunadamente sus advertencias fueron hechas públicas y dan frutos. Ayer en una reunión con el Consejo Supremo del Ciberespacio se hicieron algunas sugerencias para ordenar y organizar los sistemas sociales y esperamos que los cambios se implementen pronto”.

Allanando el camino para una mayor censura a las redes sociales el Fiscal de los mulás agregó: “al ser la oficina del Fiscal General la encargada del comité responsable de clarificar qué constituye una actividad criminal, tendremos reuniones frecuentes con los cuerpos relevantes en este tema”.

Un día antes el fundamentalista régimen iraní impuso un ultimátum de un año a redes sociales internacionales, en particular Telegram para que entreguen sus datos sobre usuarios iraníes.

La decisión fue tomada en una sesión del Consejo Supremo del Ciberespacio, un comité para regular este ámbito presidido por el presidente de los mulás Hasán Rouhani.

La agencia de noticias Mehr, afiliada al conocido Ministerio de Inteligencia del régimen reportó el 29 de mayo: “En una reunión del Consejo Supremo del Ciberespacio encabezado por el presidente Hasán Rouhani se decidió que toda red social extranjera en el país debe en un año entregar a Irán toda la información que tengan [sobre ciudadanos iraníes]”.

En otro reporte Mehr aseguró que Telegram, aplicación de mensajería instantánea con más de 20 millones de usuarios en Irán tendría que entregar toda su información sobre usuarios iraníes si quiere seguir operando en Irán.

“Basados en una directiva aprobada anoche por el Consejo Supremo del Ciberespacio, toda red social activa en el país debe transferir a Irán toda la información que contengan sobre ciudadanos iraníes para que puedan continuar sus operaciones. Por tanto Telegram debe entregar a Irán sus datos sobre los usuarios iraníes”.

El reporte agregó que más del 80% de usuarios de Telegram en todo el mundo están basados en Irán. La agencia estatal de noticias IRNA dijo que el comité también decidió comenzar trabajos para crear redes sociales locales que reemplacen a las extranjeras

Las autoridades en Irán, en donde Facebook y Twitter están oficialmente prohibidos, pero a las que los usuarios acceden con algunos software de fácil acceso, han intentado por años  imponer prohibiciones a los iraníes sobre los usos de redes sociales