Wednesday, December 7, 2022
InicioNewsRégimen iraní reconoce su situación crítica

Régimen iraní reconoce su situación crítica

Régimen iraní reconoce su situación crítica

Por Mahmoud Hakamian

Las políticas del régimen durante los últimos 40 años se han convertido en tema de debate entre altos mandos estatales y expertos. Para discutir el tema, la televisión estatal invitó el pasado 11 de julio a dos autodenominados “expertos políticos”, Pirouz Mojtahedzadeh -asesor de política exterior de Rouhani- y Diako Hosseini.

Reconociendo la crítica condición del régimen, ambos invitados al igual del moderador señalaron que la existencia misma del régimen está bajo amenaza si no reconsidera sus políticas.

Al preguntarle sobre la situación actual del régimen, Mojtahedzadeh dice: “sin fantasear, creo que hemos llegado a una situación de emergencia. Me temo que la situación será muy peligrosa si no le encontramos una solución”.

Señalando los factores que causan la situación actual, ambos analistas señalan los errores sustenciales del régimen y se refieren a la OMPI (PMOI/MEK) como principal factor externo.

“Ni en esta etapa ni en las anteriores, una fuerza externoa hab{ia podido destruir o debilitar a Irán a menos que nosotros fueramos en esa dirección” dice Diako Hosseini, agregando que “lo que digo es que no nos enfrentamos sólo a Estados Unidos. Estamos acostumbrados a decir que Estados Unidos es el enemigo de Irán y que ellos planean esto o aquello. Igual con Israel. Hoy, sin embargo, es la OMPI (PMOI/MEK) quien manda en la Casa Blanca. Es una situación nueva. Ellos (la administración estadounidense) está llena de las ideas de la OMPI que dicen que el régimen iraní está cerca del colapso y que con un empujón se logrará el objetivo”.

Entre los errores que los dos analistas encuentran en las políticas regionales del régimen – en particular en las intervenciones en Siria y Yemen- sitúan las acciones que ha tomado el líder del régimen Alí Jamenei en el tema.

Respecto al programa de misiles del régimen Mojtahedzadeh dice: “debemos dejar de decir que Israel será borrado del mapa en los próximos 5 o 20 años, y dejar de escribir esas frases en nuestros misiles”. Diako Hosseini también reconoció que las intervenciones del régimen en Siria y Yemen fueron equivocadas diciendo: “el error que cometimos en Siria fue decidir intervenir sin presentar una buena imagen de nuestra presencia allí. Esto llevó a la actual situación en el que las bases iraníes se han convertido en un blanco permanente para los israelíes. Algunos lugares no debían ser conquistados, como Siria o Yemen. No debimos haber entrado a Yemen siendo complicado logísticamente para nosotros estar allí, tanto que nuestros asesores militares tenían que ir completamente encubiertos”.

Posteriormente el moderador preguntó a los invitados sobre la opinión popular sobre las políticas regionales y extranjeras del régimen. Mojtahedzadeh respondió reconociendo que “no creo que se pueda encontrar a un solo iraní satisfecho con la situación actual”.

Al preguntarles sobre las posibles salidas a la crisis, ambos expertos dijeron que la única forma de avanzar era primero reconocer errores y cambiar sus políticas y después iniciar unas negociaciones razonables con Estados Unidos. “Debemos mejorar nuestro comportamiento. Debemos negociar si es necesario. Mientras tanto seguimos gritando ‘muerte a América’ e incinerando sus banderas. No es el camino correcto”, dijo Mojtahedzadeh.

Diako Hosseini por su parte cree que “es posible negociar incluso con enemigos. Las negociaciones pueden traer concesiones que no se lograrían de ninguna otra forma”.

Como se pudo ver los analistas del gobierno declaran explícitamente que el régimen debe reconsiderar por completo su política exterior, salir de sus intervenciones regionales e incluso acudir a Estados Unidos para evitar el colapso. Pero la pregunta es, ¿podrá una nueva política, en caso de ser adoptada por el régimen, rescatarles del colapso inevitable hacia el que se dirigen?.

La respuesta a esta pregunta es que, incluso si el régimen decide cambiar de rumbo, ya no escribiendo mensajes en sus misiles, saliendo de Siria y Yemen como lo sugieren los expertos, esto solo significará que ntra en una fase de “degradación sin fin” como lo advirtió específicamente Ali Jamenei en junio del 2016.

Considerando la situación actual que enfrenta el régimen, con una sociedad muy insatisfecha que reta la legitimitad del régimen todos los días en todo el país, la política de “degradación sin fin” le costará al régimen muy caro.

El hecho más importante sin embargo es que el pueblo iraní tiene a su resistencia, sus levantamientos y sus protestas diarias para poner al régimen en una situación de colapso sin retorno, pues el tiempo en que factores como la política occidental de apaciguamiento podían salvar al régimen ya ha terminado.