Wednesday, November 30, 2022
InicioNewsSe detiene envío de tropas del CGRI a Siria desde la provincia...

Se detiene envío de tropas del CGRI a Siria desde la provincia de Mazandarán debido al drástico aumento en las bajas

CNRI – Tras una gran cantidad de bajas y heridos del Cuerpo de Guardias Revolucionarios de Irán (CGRI) y de mercenarios del régimen cerca a Aleppo en Siria, el 6 de mayo el régimen ha decidido detener el envío de fuerzas a Siria e Iraq desde la provincia de Mazandarán, temiendo eventuales protestas. Mazandarán era reportada como el origen de la mayoría de Guardias Revolucionarios asesinados en los últimos combates en los alrededores de Aleppo.

Según la Agencia de Noticias Basij -a cargo de la fuerza paramilitar Basij- durante una ceremonia en la ciudad de Sari el domingo 15 de mayo, el mulá Kazemi anunció: “debido al martirio de 13 luchadores de Mazandarán en Siria, se ha decidido que la transferencia de fuerzas desde esta provincia a los frentes de guerra en Siria e Irak debe ser detenido”.

En la misma ceremonia el mulá Joshaqani se refirió a la interferencia en países de la región y la amenaza de caída del régimen que gobierna Irán diciendo: “si no estamos presentes en Siria e Irak debemos luchar contra la arrogancia mundial en nuestra frontera de 1400 kilómetros”.

La agencia de noticias Tasnim, afiliada a las fuerzas Quds del CGRI reportó el 6 de mayo que 13 Guardias Revolucionarios fueron asesinados en Khan Touman, cerca de Aleppo, y que eran de la provincia de Mazandarán.

Otras agencias estatales reportaron 80 bajas de la Guardia Revolucionaria y mercenarios exteriores del régimen iraní en Siria ese mismo día.

Según reportes del interior de Irán, muchas familias de los muertos en Siria llamaron, enviaron correos y fueron en persona a las oficinas del CGRI en Mazandarán para protestar contra el envío de sus familiares a Siria. En particular muchas familias acusaron al Cuerpo y al gobierno de engañar a la gente sobre la naturaleza de la misión, diciendo que los luchadores iraníes irían a defender los lugares sagrados chiítas cuando de hecho tomaron parte de la ofensiva cerca de Aleppo.

El Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI) emitió un comunicado el 10 de mayo en el que afirma “la creciente presencia y las bajas sin precedentes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria del régimen iraní y sus fuerzas mercenarias en Siria demuestra claramente que el principal problema y el origen de la crisis en Siria está en los criminales mulás que gobiernan en Irán quienes han sellado su suerte a la del régimen sirio, y a pesar de las continuas derrotas siguen enviando Guardias y mercenarios a Siria, que se ha convertido ahora para ellos en un letal lodazal”.

Agregó el comunicado: “los incidentes de los últimos días en Siria y la presencia y las amplias bajas de la Guardia Revolucionaria en este país así como los comunicados de los líderes del régimen muestran bien que confrontar al régimen clerical en Siria y expulsar al CGRI de allí es el primer y principal paso para resolver la crisis en Siria y al región”.