Thursday, July 25, 2024
InicioStatementsLa farsa electoral en Irán: Jamenei es el perdedor estratégico de esta...

La farsa electoral en Irán: Jamenei es el perdedor estratégico de esta farsa electoral

En una importante cumbre de iraníes, la señora Rajavi comentó sobre Pezeshkian: Cuando se le preguntó sobre sus políticas, dijo: “Jamenei establece todos los planes y políticas, y desviarme de ellos es mi línea roja”.

Jamenei es el perdedor estratégico de esta farsa electoral. La muerte de Raisi ha confirmado un nuevo equilibrio y un nuevo capítulo bajo el gobierno de Velayat-e Faqih, que recuerda la fase final del régimen del Sha. El sistema está plagado desde dentro y los lobos se están destrozando entre sí.

La Resistencia iraní considera a Ali Jamenei como el perdedor estratégico de esta fachada electoral, que fue boicoteada por el 91% de los iraníes . La muerte de Ebrahim Raisi y el fracaso de los sueños de Jamenei de purificar el régimen han confirmado un nuevo equilibrio y un nuevo capítulo bajo el gobierno de Velayat-e Faqih. Esto refleja el impasse de Jamenei y recuerda la fase final del régimen del Sha. Los efectos del golpe aplastante al decrépito y débil Líder Supremo han sacudido los pilares del régimen; los cimientos del sistema han quedado acribillados desde dentro y los lobos se están destrozando entre sí.

La resistencia iraní había declarado que acogería con agrado que Jamenei, incluso mediante millones de votos fraudulentos, permitiera a Pezeshkian asumir la presidencia. Esta grieta y esta división allanan el camino para un levantamiento y rompen los lazos que mantienen unido al régimen.

En su discurso en la importante cumbre de iraníes después de la primera vuelta de las elecciones simuladas, la Sra. Rajavi dijo que cuando se le preguntó a Pezeshkian sobre su agenda, admitió que Jamenei es quien establece todos los planes y políticas y que desviarse de ellos era su línea roja.

La Resistencia iraní subraya que si no hay engaño ni fraude mayor en juego, y se ha revivido la saga enterrada de reformas en el régimen, y si Pezeshkian no muestra una lealtad pura a velayat-e faqih, contrariamente a sus propias palabras, hoy el nuevo presidente de Jamenei puede ser puesto a prueba con unas cuantas acciones claras y específicas, como se articula en el Plan de 10 puntos de la Sra. Maryam Rajavi:

  1. Anunciar la cancelación del hijab obligatorio y disolver todas las patrullas que reprimen a las mujeres.
  2. Liberar a todos los presos políticos y abrir las cárceles a las misiones internacionales de investigación.
  3. Abolir la pena de muerte y todas las formas de castigos inhumanos, como la tortura, la flagelación, la amputación de miembros y el arrancamiento de ojos.
  4. Eliminar las restricciones y la censura de Internet.
  5. Limpiar las universidades de los representantes de Velayat-e Faqih y de los operativos del Basij, el CGRI y el Ministerio de Inteligencia.
  6. Disolver los llamados tribunales revolucionarios del régimen.
  7. Garantizar los derechos de los trabajadores, obreros, empleados, educadores y jubilados con sus propios aportes.
  8. Disminuir los precios de los bienes y servicios públicos esenciales, pan, electricidad, gas, gasolina, medicinas y vivienda.
  9. Disolver el Consejo de Guardianes.
  10. Renovar las elecciones parlamentarias sin exigir la adhesión al velayat-e faqih, enfatizando la libertad de expresión y de reunión.

Hace 25 años, el 14 de abril de 1999, el Consejo Nacional de Resistencia de Irán (CNRI) proclamó: “La prueba de fuego para distinguir a los reformistas falsos de los genuinos es imponer elecciones libres basadas en la soberanía popular. Por lo tanto, Mohammad Khatami o cualquiera que reclame reformas debe colocar el rechazo a Velayat-e Faqih e insistir en elecciones libres como prioridad en su agenda”.

Secretaría del Consejo Nacional de Resistencia de Irán (CNRI)

6 de julio de 2024