Wednesday, February 1, 2023
InicioNewsEl régimen iraní tiene sus días contados

El régimen iraní tiene sus días contados

El régimen iraní tiene sus días contados

Shahriar Kia

China, quien fue una vez el mayor importador de petróleo iraní, desde que entraron en vigor las sanciones de los Estados Unidos a las exportaciones de crudo solo importa alrededor de la mitad de lo que alguna vez hizo. Aunque China parecía oponerse a la retirada de los Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto (acuerdo nuclear) y la reimposición de sanciones económicas severas, las ha cumplido.

Esto obviamente es un gran golpe para el régimen iraní y Teherán está tomando medidas para mantener las relaciones con China. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, y el homólogo iraní, Javad Zarif, se reunieron recientemente para consolidar la “confianza estratégica” entre los dos países. El líder del Banco Central de Irán, el ministro de petróleo, el ministro de finanzas y el presidente parlamentario Ali Larijani también visitaron China.

Antes de que las sanciones de los Estados Unidos entraran en vigor, China era uno de los socios más valiosos del régimen de Irán. A cambio de enormes exportaciones de petróleo a China, Irán importó una gran cantidad de productos chinos.

Aunque las grandes multinacionales en China querrán evitar el comercio con Irán por temor a quedar atrapadas en las sanciones de los Estados Unidos, existe la posibilidad de que las compañías y los bancos más pequeños puedan comerciar con Irán lejos del escrutinio de los estadounidenses. No será tanto como le gustaría a Irán, pero los mendigos no pueden elegir.

La UE también ha creado INSTEX, un mecanismo o canal de pago que está siendo gestionado por el Reino Unido, Alemania y Francia. Su propósito es eludir las sanciones de los Estados Unidos para que el comercio pueda continuar con Irán.

Estados Unidos advirtió a la UE que tales medidas serían sometidas a un intenso escrutinio y le recomendó que dejara de avanzar con la medida. En una declaración reciente, el Departamento de Estado de los EEUU dijo: “Como ha dejado claro el presidente, las entidades que continúan participando en actividades sancionables que involucran a Irán corren graves consecuencias que podrían incluir la pérdida del acceso al sistema financiero de los Estados Unidos o empresas estadounidenses”.

El presidente de los Estados Unidos de hecho ha sido claro que Irán no merece los beneficios que obtiene del acuerdo nuclear y se ha comprometido a mantener la máxima campaña de presión contra Irán. La UE también criticó a Trump por retirarse del acuerdo nuclear, pero Trump no se inclinó ante la presión de sus aliados. Dijo que el comportamiento de Irán debe cambiar.

Este es también el mensaje que el pueblo de Irán está enviando. Han sufrido bajo el régimen durante décadas y han tenido suficiente. Desde finales de 2017, los iraníes han estado protestando y realizando manifestaciones contra el gobierno, criticando al régimen por su corrupción, represión, abusos de los derechos humanos, sus actividades terroristas y sus intervenciones en el extranjero.

Si bien el régimen está bajo una inmensa presión de su propia gente, la presión de la comunidad internacional está aumentando. Sin embargo, no es suficiente aún para hacer una gran diferencia.

El régimen no es solo una amenaza para el pueblo de Irán y los de la región, es una amenaza internacional que no debe ignorarse. Aunque los funcionarios de la UE han expresado su preocupación por las pruebas de misiles balísticos de Irán y sus lanzamientos de satélites, no están enviando el mensaje correcto. Al continuar trabajando en las formas de comerciar con Irán, está dando luz verde a Irán para continuar con sus actividades malignas. Cuando esto cambie, todos se beneficiarán.