Thursday, February 9, 2023
InicioNewsIrán: Los Pseudo “Reformistas” Reconocen la Necesidad Del Cambio de Régimen

Irán: Los Pseudo “Reformistas” Reconocen la Necesidad Del Cambio de Régimen

 

“Nuestro tiempo se acabó”, publicó el 22 de octubre el diario estatal Etemad citando a Fayaz Zahed, un llamado activista “reformista”. “Invitar a la gente a negociaciones pacíficas, al diálogo o tratar de razonar con ellos es muy difícil o incluso rimposible.” ¿Por qué Zahed haría reconocería esta realidad mientras otros funcionarios del régimen constantemente se jactan de la supuesta estabilidad?

Las protestas se están llevando a cabo en todo Irán. Personas de todos los ámbitos de la vida, en particular jóvenes y mujeres, están participando en estas manifestaciones, denunciando a todo el régimen. Lo que inicialmente fue provocado por la trágica muerte de una joven bajo custodia policial se convirtió en un levantamiento a nivel nacional, y ahora aparentemente estamos presenciando una revolución en ciernes.

Funcionarios del régimen y expertos como Zahed perciben el peligro mejor que nadie. Se enfrentan a una sociedad volátil y ven a una población enojada que amenaza todo lo que su clase ha ayudado a preservar durante décadas.

“No se puede creer lo duros que se han puesto (en estos días) los llamados a la calma, diálogo, reforma, negociación, lógica, etc.; No es difícil, más bien se acabó. Esta es la mayor amenaza para la estabilidad psicológica y política del país”, dijo Zahed, y por “país” se refería a la teocracia gobernante.

Si Zahed y sus compañeros se hubieran preocupado un poco por la estabilidad de Irán, no estarían ocupando los puestos más altos en un régimen que despilfarra la riqueza nacional en el terrorismo e inflige violencia contra la gente. Zahed, quien trabajó como asesor del llamado presidente “moderado” Hassan Rouhani , no cambió repentinamente de opinión. Pero cuando no hay nada más que saquear, los ladrones se enfrentan.

“Pero no tengo respuesta si me pides una solución. Ni siquiera puedo explicárselo a mis hijas, y mucho menos a los estudiantes o al público externo. Supongamos que respondiera justamente sobre quién es responsable de esta situación. En ese caso, diría que la participación de la República Islámica de Irán es, sin duda, más que el resto”, dijo Zahed, rechazando la retórica del “diálogo nacional” de los funcionarios.

La sociedad iraní ha rechazado durante mucho tiempo a la llamada facción “reformista”. Fundada en 1997, el objetivo principal de esta facción era engañar a los iraníes y a la comunidad internacional con el espejismo de la “moderación”. Los iraníes pronto superaron el mito del reformismo al sentir la brutalidad del régimen en carne y hueso. Varios levantamientos, incluido el movimiento estudiantil de 1998 , son testimonios de este hecho. En otras palabras, este movimiento siempre estuvo desprovisto de soluciones a las crisis internas de Irán; fue creado para ayudar al régimen gobernante y sacar de la mesa el “cambio de régimen”.

El último clavo en el ataúd del “reformismo” lo dio el pueblo en 2018 cuando corearon en las calles, “reformista, intransigente, se acabó el juego”. Zahed y otros funcionarios tardaron cuatro años en reconocer este hecho.

Vale la pena señalar que la Resistencia iraní rechazó con vehemencia la falsa noción de la moderación del régimen clerical durante mucho tiempo, llevando este mensaje a la sociedad iraní y defendiéndolo en el escenario internacional. El 24 de mayo de 1997, un día después de que Mohammad Khatami asumiera el cargo, el líder de la resistencia iraní, el Sr. Massoud Rajavi , dijo célebremente: “Una víbora nunca da a luz a una paloma”.

Si bien el pueblo iraní e incluso las autoridades han declarado el “fin del reformismo”, lamentablemente, los funcionarios occidentales aún se encuentran vagando hacia el espejismo de la moderación. Insistir en revivir el muy defectuoso acuerdo nuclear con Irán, llamar al diálogo y negarse a reconocer el derecho del pueblo iraní a la autodefensa frente a la creciente violencia del régimen son algunas de las acciones ineptas que están tomando las democracias occidentales. Ya sea que estén anticipando que el levantamiento será sofocado nuevamente u optando por preservar los intereses estratégicos en el statu quo, eventualmente, el pueblo iraní volverá a demostrar que están equivocados, como en 1979.

Después de casi tres décadas de perseguir el “mito de la moderación” iraní o un cambio de comportamiento del régimen clerical de Irán, la seguridad, así como la estabilidad económica del mundo, ha empeorado. El resultado no ha sido otro que el terrorismo desenfrenado del régimen en la región y más violaciones de derechos humanos con impunidad.

La inacción del mundo frente a las actividades malignas de Teherán animó al régimen a enviar a su diplomático-terrorista a Francia, con la tarea de bombardear la manifestación de la oposición en 2018 y matar a cientos de líderes y legisladores occidentales. La gente en más de 190 ciudades corea consignas como “Muerte a Jamenei” y “Abajo el dictador”. Están rechazando la teocracia gobernante en su totalidad y pidiendo un cambio de régimen.

La comunidad internacional debe ir más allá de expresar solidaridad con los iraníes. Debe reconocer el derecho del pueblo iraní a la autodefensa y la autodeterminación de su futuro. Al hacer esto, podría finalmente prestar atención al pueblo iraní.