Wednesday, November 30, 2022
InicioNews"Occidente debe mostrar determinación para impedir que Irán tenga una bomba nuclear"

“Occidente debe mostrar determinación para impedir que Irán tenga una bomba nuclear”

Maryam Rajavi, presidenta electa de la Resistencia de Irán, dio una conferencia en el Parlamento Europeo y denunció que “desde que Rohani llegó al poder, al menos 1200 personas han sido ejecutadas en el país”

Durante una conferencia en el Parlamento Europeo, la presidente electa de la Resistencia de Irán, Maryam Rajavi, advirtió que para impedir que el régimen iraní obtenga una bomba nuclear, Occidente necesita mostrar determinación. Y añadió: “El programa nuclear no goza de legitimidad ante el pueblo iraní. Según cifras del gobierno, 12 millones de iraníes sufren de hambre. Ellos no quieren que este programa continúe”.

Rajavi señaló el aumento en el grado de atrocidades por los fundamentalistas en Irak y Siria y preguntó: “¿Por qué los gobiernos occidentales no están de pie ante un régimen que es el ‘Padrino del ISIS’? ¿Cómo pueden los gobiernos europeos justificar su silencio ante la supresión del régimen? Más lamentable es que se ha promovido la colaboración con el régimen iraní como la solución para combatir al ISIS. Esto no es una solución, sino una receta para el desastre”.

En esta conferencia, que se celebró en el Día de los Derechos Humanos, Rajavi se refirió al sombrío expediente “del denominado presidente moderado” Hasan Rohani con atrocidades tales como las salpicaduras de ácido en mujeres indefensas. “Desde que Rouhani se convirtió en presidente (4 de agosto de 2013), al menos 1.200 personas han sido ejecutadas”.

“En los últimos 25 años, no hemos visto tantas ejecuciones como en el primer año de la presidencia de Rouhani. Tampoco hemos visto tantos miembros de la oposición siendo masacrados o tomados como rehenes. Ni hemos visto a mujeres iraníes siendo objeto de campañas criminales a tal medida”, agregó.

Rajavi condenó la conducta de algunos gobiernos occidentales que sacrifican los derechos humanos en Irán por sus relaciones con la dictadura religiosa. “Mira los amargos resultados de las visitas de las delegaciones europeas a Teherán en el último año. Los mulás utilizaron todas y cada uno de ellas para aumentar sus ejecuciones”.

Esta conferencia se llevó a cabo con la participación de altos representantes del Parlamento Europeo de varios grupos políticos. En otra parte de su discurso, Maryam Rajavi enfatizó: “Ahora es el momento de intensificar la presión sobre el régimen. Los Mulás aceptaron negociar debido a la creciente presión. Pero ellos se estancaron en la firma del acuerdo debido a las concesiones de Occidente. La única manera de avanzar es más presión y más sanciones”.

“No hay luz al final del túnel de conversaciones maratonianas. Hay una bomba nuclear en el extremo de ese túnel”, afirmó Rajavi. Y agregó: “El régimen está enredado en una lucha por el poder destructivo y la sociedad iraní está profundamente descontenta y al borde de un nuevo levantamiento”.

“Cualquier lazo con el régimen iraní debe estar vinculado a la mejora de la situación de los derechos humanos; los líderes de este régimen deben enfrentar a la justicia; el régimen debe ser obligado a aplicar plenamente las resoluciones del Consejo de Seguridad, detener el enriquecimiento de uranio, y aceptar inspecciones internacionales de todos los sitios y centros sospechosos”, afirmó.

Maryam Rajavi es una de las tantas personas que pensó que, con la Revolución Islámica, Irán encontraría un nuevo despertar y quedó desilusionada. Hoy, 34 años después de ese hito, lidera desde París la resistencia al régimen impuesto por el ayatollah Alí Khamenei. Rajavi se ha convertido en un símbolo de la defensa de los derechos humanos, las libertades individuales y la democracia en Medio Oriente. Ha dado la vuelta al mundo para demostrar que otra realidad es posible en los países musulmanes; y lo ha hecho cubierta con la hiyab para probar que el problema no es el islam, sino lo que ciertos líderes y extremistas han hecho con él.